Tuvo el primer acercamiento a las ollas viendo cocinar a sus abuelas y a sus tías.
Tuvo el primer acercamiento a las ollas viendo cocinar a sus abuelas y a sus tías.

El influencer y emprendedor mexicano, Luisito Comunica sorprendió a todos con la inauguración de su ’, donde el cebiche y la comida peruana en general es protagonista. Todo el peso gastronómico de este local recae sobre el aguerrido Ronald Bautista, un huancavelicano con muchas aspiraciones en la vida. Él se formó en los restaurantes de Gastón Acurio, quien le confió la jefatura de sus locales en Lima y en el extranjero.

También puedes leer: “Es un homenaje a Perú”: Luisito Comunica abre restaurant de comida peruana en México

Ronald Bautista tiene 38 años, salió de un pueblito muy humilde de Huancavelica con el único sueño de estudiar cocina.

“Mi primer encuentro con las ollas fue visitando a las abuelas y mis tías, visitando el campo donde comía mi pachamanca. Fue importante conocer de dónde vienen los productos de la tierra con lo que se prepara muchos platos”, cuenta.

Ronald estudió en el instituto D’Gallia, luego fue mochilero gastronómico y viajo por el norte chico con un amigo para conocer más sobre los productos de las zonas y las diferentes preparaciones.

Cebiches, lomo saltado y cocteles peruanos están dentro de la carta de este restaurante.
Cebiches, lomo saltado y cocteles peruanos están dentro de la carta de este restaurante.

Cuando tenía 20 años ingresó al restaurante de Astrid & Gastón, de Cantuarias, en el área de cebiches donde quedó fascinado y se quedó 14 años hasta convertirse en jefe de cocina.

“Tuvimos una evolución muy bonita, el siguiente paso era viajar y enseñar lo que hemos aprendiendo, los principios de la cocina de Gastón. Estuve en Colombia cerca de un año en Astrid & Gastón difundiendo la gastronomía peruana y aprendiendo cosas locales”, detalla.

Luego viaja a México con Acurio Restaurantes con la opción de dirigir ‘Yakumanka’, donde trabajó por cuatro años.

“Aquí es donde despierto una gran admiración por la cultura mexicana y entre las relaciones publicas que tiene un cocinero que atiende a mucha gente, me presentaron a Luisito, quien me comentó lo apasionado que es por el Perú no solo por su comida sino por su gente”, añade.

Un nuevo proyecto

La reunión entre el influencer Luisito y Ronald fue muy productiva, ya que nació el nuevo proyectoque se abrió hace una semana, en la Colonia Del Valle del distrito federal, donde empezaron a llegar comensales peruanos, la gente de la zona y extranjeros quienes quieren probar este nuevo concepto.

Los jóvenes cocineros son felices aprendiendo de la mano de Ronald, quien lidera la cocina.
Los jóvenes cocineros son felices aprendiendo de la mano de Ronald, quien lidera la cocina.

La Bolichera 21 nace por el recuerdo que tuve de estas pequeñas embarcaciones pesqueras que vi en el norte y 21 es por el cumpleaños de mi hija mayor. El concepto es embarcación peruana que desembarca en México con lo mejor de los productos de este país con sabores peruanos”, detalla

Fusión peruano-mexicana

Esta nueva propuesta tiene gran acogida y uno de los platos que más demanda tienen entre los clientes locales son el cebiche y el lomo saltado, pero los peruanos que llegan al local piden causa, anticuchos de corazón, papa rellena, chaufa y algunos tiraditos.

“La idea es muy versátil, damos una comida fusión con México, es importante agradecer al país que nos recibe y rendirle homenaje”, enfatiza.

El sueño de Ronald es que este restaurante crezca en ciudades como Cancún y El Cabo. También quiere volver a su pueblo conectarse con los agricultores, y trabajar contra la desnutrición, y enseñarle a los nuevos jóvenes talentos.

Consejo para los jóvenes cocineros

El ingrediente del cocinero es la paciencia y el trabajo, que hace que uno logre grandes cosas. “Me gustaría decirles a los chicos que no es fácil hacer las cosas, pero no es imposible, sigan emprendiendo no hay que tener miedo”, recomienda.

TE VA A INTERESAR