¡Para no creerlo! Los vecinos de un edificio ubicado en la primera cuadra de la calle Colón en jamás imaginaron que en el departamento del piso nueve varias ejercían la prostitución clandestina. 

Según consignó ATV Noticias, tras un arduo trabajo de seguimiento de la División de Trata de Personas de la PNP y serenos del distrito se logró la intervención de cinco extranjeras que operaban en el departamento bajo la fachada de spa. 

Mediante redes sociales, el Spa Mandala ofrecía sus servicios de masajes terapéuticos. Una vez que los interesados se comunicaban al número de WhatsApp, una mujer les mostraba las promociones y agendaban una cita. Inclusive, los guiaba paso a paso para que ingresaran al departamento y no levantaran la sospecha de los vecinos.

Según las autoridades, las venezolanas operaban en el departamento de Miraflores hace un mes ya que cada cierto tiempo cambiaban de lugar para no ser detectadas por la Policía. 

Tras la intervención, la Municipalidad las sancionó por realizar actividad sin licencia municipal y por realizar actividades que van en contra de la moral y las buenas costumbres. 

Según información consignada por ATV Noticias, las venezolanas permanecían en el departamento hasta 16 horas al día y recibían el 20% del precio de cada servicio sexual, el cual oscilaba entre 200 y 450 soles.