Vicente Orsero Kaji, sujeto que asesinó -el 2 de mayo del 2019- a los padres de su expareja y a la persona que los atendía en una casa de La Molina, fue hallado muerto en tras ser sentenciado a 30 años de cárcel por dichos homicidios.

América Televisión indicó que Orsero Kaji se encontraba en un departamento situado en la primera cuadra de la calle Genaro Castro Iglesias, en Miraflores, cuando fue notificado del fallo de la Sala Penal Permanente de Ate. Él tenía vigente una medida de arresto domiciliario tras cumplir 18 meses de prisión preventiva en el penal Miguel Castro Castro. La Policía sospecha que se habría quitado la vida tras escuchar la condena.

Orsero Kaji fue hallado culpable de asesinar a balazos a Melitón Ruiz Sánchez (80) y a su esposa, Livia García Vásquez (71), así como a la trabajadora del hogar Abigail Ramos Bautista (19). Los dos primeros eran padres de su expareja Carla Ruiz García.

Durante las investigaciones, La Policía determinó, en el interior del inmueble, que los cuerpos quemados de las víctimas tenían impactos de balas, por lo que se estableció que fueron asesinados antes del incendio y que prendió fuego para desaparecer cualquier evidencia y hacer parecer que murieron quemados.

Además, las cámaras de seguridad de la zona mostraron a Orsero Kaji retirándose de la vivienda mientras ocurría el siniestro, en vez de auxiliar a las personas que se encontraban en el interior.

El indicó que, durante la audiencia, las autoridades comprobaron que las balas halladas en los cuerpos de las víctimas son similares a las que se encontraron en la casa del sujeto. Otra prueba presentada fue el resultado de la absorción atómica, el cual estableció que Orsero Kaji había disparado días previos a su captura.