Arequipa: Obrero encuentra muerto a su amigo y lo entierra en su casa (Video: Pedro Torres)

Un obrero fue detenido tras presentarse en la comisaría de Ciudad Municipal del distrito de Cerro Colorado, en , para informar que enterró a su amigo en un descampado a unos metros de su casa.

Se trata de Lucio Riveros Quispe (53), quien se presentó en la citada dependencia policial para hacer la aterradora confesión; sin embargo, en un inicio los agentes del orden dudaron de su versión porque presentaba evidentes síntomas de ebriedad.

Riveros Quispe, pese a su estado contó detalles muy claros de lo ocurrido, por lo que se dirigieron hasta su casa, ubicada en la zona IV de la asociación José Luis Bustamante y Rivero, manzana B8, lote 6 del distrito de Cerro Colorado.

Al confirmar que, efectivamente, era cierto lo que el obrero decía, procedieron a intervenirlo y comunicar el hecho a la Sección de Homicidios de la División de Investigación Criminal (Divincri) Arequipa, cuyos agentes llegaron acompañados de peritos de Criminalística y el fiscal de turno.

Tras un arduo trabajo recuperaron el cuerpo de la víctima, cuya identidad se desconoce. El cadáver estaba sepultado en un hoyo a unos cinco metros de la vivienda.

HECHOS

El obrero contó que la tarde del martes bebió abundante licor con su amigo, de quien dijo no recordar su nombre, y un tercer sujeto. Aseguró que a las 10 de la noche la víctima salió para irse a su casa y por accidente cayó a un profundo silo.

“Me desperté a las 7 de la mañana, fui a regar mis plantas y lo vi muerto. Por miedo lo enterré, después hablé con un sobrino que me dijo que fuera a la Policía para que no tenga problemas”, dijo.

Según detectives de la Divincri Arequipa, el obrero no diría la verdad, pues en su habitación se halló un palo con sangre, el cadáver estaba depositado de rodillas en el silo y tenía dos golpes en la cabeza, por ello es que Lucio Riveros fue detenido como sospechoso por el presunto delito de presunto homicidio.

VIDEO RECOMENDADO

Janet Barboza se ‘desmaya’ tras ver los tríceps y bíceps de Austin Palao | América Hoy