Al culminar la intervención, se reconstruyó el plano muscular y piel de ambos menores. (Foto: Hospital Goyeneche)
Al culminar la intervención, se reconstruyó el plano muscular y piel de ambos menores. (Foto: Hospital Goyeneche)

Tras seis horas de incansable trabajo, el equipo quirúrgico conformado por 25 especialistas del Hospital Goyeneche de Arequipa logró separar con éxito a los siameses Dylan y Neythan, quienes nacieron el pasado 21 de agosto unidos por la cadera y parte de la columna.

Más información: ¿Puedo vacunarme contra el COVID-19 si tengo 17 años y cumplo 18 antes de fin de año?

Desde el Hospital Goyeneche se informó a este Diario que la intervención inició a las 8:30 horas de este lunes con una oración por parte de los especialistas, en la sala N°2 del Centro Quirúrgico. Luego, se anestesió a los pequeños para dar inicio a la intervención.

A las 13:29 horas, el primer equipo de neurocirujanos y anestesiólogos del hospital Goyeneche, a cargo del neurocirujano Javier Espinoza Bentura y el doctor Alfredo Paredes Moroco, lograron separar a los bebés, cuyos tejidos se encontraban entrelazados en algunas áreas entre cadera y parte de la columna.

Esta delicada operación se realizó con un microscopio quirúrgico especializado, el cual facilitó la detección de nervios y vasos sanguíneos de diminuto tamaño. Afortunadamente, los siameses no compartían ningún órgano vital.

Al culminar la intervención, se realizó el cierre de la plastia y de estructuras anatómicas que involucran la columna vertebral lumbo sacra; además, se reconstruyó el plano muscular y piel de ambos menores.

Arequipa: Siameses unidos por la cadera fueron separados tras una exitosa y larga operación | VIDEO
Arequipa: Siameses unidos por la cadera fueron separados tras una exitosa y larga operación | VIDEO

¿Cuál era el riesgo de la operación?

Sobre el riesgo que existía en esta operación, el director del Hospital Goyeneche, Juan Luis Herrera Chejo, indicó que cabía la posibilidad de una hemorragia.

Graficó que una persona de 70 kilos, de 25 años, tiene cinco litros de sangre en el cuerpo, mientras que estos pequeños, que no llegan a los dos kilos y medio de peso, tienen mililitros de sangre, por lo tanto “la pérdida de 10 mililitros habría podido ser seria” para ellos.