Así como Berta son numerosos los peruanos que esperan semanas por una cama UCI. (AP Photo/Rodrigo Abd)
Así como Berta son numerosos los peruanos que esperan semanas por una cama UCI. (AP Photo/Rodrigo Abd)

Desde hace semanas, un tormento vive la joven Leny Vilca Tinoco para conseguirle una cama UCI a su madre Berta Tinoco Torre, quien se encuentra muy grave a causa del letal . Ella es una más de los cientos de peruanos que pasan por esta dramática situación.

Berta enfermó el pasado 9 de febrero y fue internada en la Villa Panamericana. Su salud empeoró y pronto requirió de una cama UCI, actualmente muy difícil de conseguir por la cantidad de enfermos Covid-19 que ha traído la segunda ola.

Según relata Leny, después de 20 días de espera, la tarde del pasado miércoles 3 de marzo le comunicaron una buena noticia: había una cama disponible para su mamá en el .

Fue así que la madrugada del jueves 4 de marzo recién se pudo proceder con el traslado de Berta, luego de esperar por más de ocho horas la llegada de una ambulancia tipo 3, necesaria por su delicado estado de salud.

“El jefe de guardia del Hospital Almenara, el doctor Villarán, desde que asumió el turno estuvo obstruyendo las coordinaciones que había hecho el jefe de guardia anterior, el doctor Molinedo, desconociendo las autorizaciones que ya se habían dado”, manifiesta Leny.

Agrega que también sintió que ‘expusieron la vida de su madre’, pues la trasladaron sin ser intubada, pese a que era una de los requerimientos médicos, y solo la llevaron provista de un balón de oxígeno.

“Además que ya habían cometido esa negligencia, encima no la instalan inmediatamente en un cama UCI. Le realizan recién la intubación que requería su estado y lo siguiente que hacen es dejarla en un pasillo”, cuenta.

Para Leny, toda esta situación fue ‘muy sospechosa’ y ‘llena de irregularidades’. Asimismo, asegura que se enteró tres horas después que su mamá no estaba en una cama UCI, como ya lo habían coordinado.

“Al final mi mamá se quedó sin cama. Y toda esta situación ha repercutido en su salud, porque el Covid-19 avanza rápido. Han sido varias cosas: la demora en la llegada de la ambulancia, el que no la intuben y que no le hayan dado la cama UCI”, precisa.

En otro momento, Leny dijo: “Yo estoy pidiendo que se investigue cuáles han sido las motivaciones de ese médico y que razón hay detrás para que mi madre, que ha estado desde el 11 de febrero en lista de espera, aún no haya recibido la cama UCI. Estoy denunciando que ha habido negligencias en el trato del Hospital Almenara”.

Trome intentó contactar con el mencionado nosocomio, para obtener sus declaraciones sobre la denuncia de la joven, pero no obtuvo respuesta.

El caso ha captado la atención de la congresista Roció Silva Santisteban, quien ha usado sus redes sociales para compartirlo.