Cerca del 100% de presos cuentan con tercera dosis y no se registran muertos en los penales desde octubre del 2021. (Foto: Minjusdh)
Cerca del 100% de presos cuentan con tercera dosis y no se registran muertos en los penales desde octubre del 2021. (Foto: Minjusdh)

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (Minjusdh) informó que el 43.22% de presos de todo el país ya cuenta con la cuarta dosis de la vacuna contra el coronavirus (). El porcentaje de internos con las tres primeras dosis está cerca del 100%.

LEE TAMBIÉN: Más de 29 millones 851 mil peruanos ya fueron vacunados contra el coronavirus

, el sector detalló que, a la fecha, se ha logrado una cobertura de 94.24% en la aplicación de la tercera dosis de la vacuna en los penales, mientras que el 97.30% de reos cuenta con la segunda dosis. El porcentaje de la población penitenciaria con una dosis alcanza el 98.45%.

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos remarcó que el avance de la vacunación en los penales y la implementación de medidas sanitarias han permitido que, desde octubre del 2021, no se registren fallecidos por COVID-19 en los establecimientos penitenciarios.

Enfatizó que esta situación es importante, ya que permite mantener funcionando la totalidad de talleres productivos, que contribuyen con la resocialización y reinserción social de los presos.

Luego de las limitaciones que impuso la pandemia del COVID-19, durante el presente año se ha impulsado decididamente el programa Cárceles Productivas, en cuyo marco se han realizado seis megaferias en Lima, Chiclayo, Arequipa, Tacna, Cajamarca y Satipo, con el fin de promocionar los productos de alta calidad que elaboran los internos e internas.

En ese sentido, actualmente más de 23 mil personas privadas de la libertad desarrollan diversas actividades laborales en los establecimientos penitenciarios del país, en el marco de la política penitenciaria que impulsa el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, con especial énfasis en la resocialización.

En los talleres productivos están inscritos más de 11 mil internas e internos, en tanto otras 12 mil personas realizan actividades laborales de manera grupal o individual. Además, la situación sanitaria en las cárceles permite la reanudación sostenida de las visitas familiares, las cuales fueron suspendidas en los peores momentos de la emergencia sanitaria.