Una de las medidas sanitarias que se mantiene es la obligatoriedad de presentar el carnet de vacunación con las tres dosis para ingresar a espacios cerrados. (Foto referencial GEC)
Una de las medidas sanitarias que se mantiene es la obligatoriedad de presentar el carnet de vacunación con las tres dosis para ingresar a espacios cerrados. (Foto referencial GEC)

Víctor Javier Suárez Moreno, jefe del Instituto Nacional de Salud (INS) del Minsa, explicó que si bien el Ministerio de Salud ya anunció el inicio de la cuarta ola del COVID-19 en nuestro país, debido al incremento de casos de COVID-19, el sector todavía no evalúa por ahora establecer nuevas medidas restrictivas a la población para evitar la propagación del virus.

En este momento todavía no se ha valorado que sea necesario imponer una (nueva) medida restrictiva. Tenemos que seguir monitoreando el comportamiento de estos casos, pero sí intensificaremos la promoción de la vacunación por su efectividad contra la enfermedad severa y para prevenir muertes. Necesitamos que la gente reciba su tercera dosis y a quienes les toca la cuarta dosis lo hagan para prevenir desenlaces severos”, dijo Suárez a este Diario.

¿Por qué se inició la cuarta ola?

Suárez explicó cuáles fueron los indicadores para determinar el inicio de la cuarta ola de contagio del coronavirus en nuestro país, entre estos el porcentaje de positividad en las pruebas de diagnóstico.

Nosotros tenemos un indicador que es la positividad de las pruebas de diagnóstico, es decir, de cada 100 casos que tomamos una muestra cuántos salen positivos, es decir, qué proporción. Nos habíamos puesto como umbral (valor más bajo) un 5%. La OMS toma ese criterio para decir si está o no controlada la transmisión en una pandemia, entre otros”, indicó.

Entonces, continuó, lo que se ha visto en las últimas semanas es que efectivamente ya hemos pasado el 5% de la positividad en las pruebas de diagnóstico para COVID-19. “Y el número de casos ha aumentado no solo en Lima sino también en varias regiones”, subrayó.

El vocero agrega que si bien se ha registrado un aumento de casos, todavía no se ve un aumento de hospitalizaciones ni defunciones, a consecuencia de la enfermedad.

Lo cual no significa que no vaya a presentarse, estamos en el inicio, van a haber muchos más casos probablemente en las semanas siguientes, y eso puedo conllevar a un aumento en las hospitalizaciones, y esperamos que en menor medida que en olas anteriores, en cuanto a defunciones”, señaló Suárez.

¿Por qué aumentan los casos?

El jefe del INS explicó que los rebrotes de casos son multicausales, es decir una sumatoria de varios factores.

En primer lugar mencionó que posiblemente por la baja transmisión y muy pocos casos, la población perdió la sensación de riesgo y muchos se han relajado en algunas medidas de prevención.

Se han dado reuniones familiares o grupales sin uso de mascarillas, que pueden haber facilitado la propagación”, refirió.

La temida BA5

Suárez explicó que otro factor para el aumento de casos es el riesgo biológico, es decir la introducción de nuevos linajes descendientes de la variante omicron.

El BA1 y el 1.1 fueron los causantes de la tercera ola y luego entró el BA2, que no significó un aumento de casos, pero justamente alrededor de la Semana Santa se introduce un nuevo linaje descendiente que es el BA2.12.1 y coincide el aumento de casos con la introducción de esta variante y su crecimiento, desplazando a otros linajes”, explicó.

Luego, continuó Suárez, en la quincena de mayo entraron al país otros linajes descendientes: el BA4 y BA5, que han aumentado su frecuencia y han desplazado a otros. ¿Cuál es el linaje de mayor riesgo?

La BA5 es la que tiene mayor riesgo de transmisibilidad y presenta un fenómeno que se conoce como evasión inmune, es decir, estando la persona con anticuerpos por la infección previa que ha tenido con BA1 probablemente, o con antecedente de vacuna, de todas maneras puede infectarse con BA5 y eso preocupa al mundo en general”, advierte.

Las recomendaciones

Suárez recordó que la vacuna nos protege de la infección y la enfermedad grave que puede llevar a la muerte.

Incluso, remarcó que la efectividad de las vacunas es relativamente baja, un 50% o menos, para la transmisión del virus.

Por ello, subrayó que para controlar la transmisión necesitamos no solo la vacuna sino también el uso de las mascarillas. “No vale confiarse y decir ‘porque estoy vacunado o porque ya tuve la infección, no me voy a infectar’, todo lo contrario”. Por ello instó nuevamente a la población a completar su esquema de vacunación hasta la segunda, tercera y cuarta dosis, según sea el caso.

Las cifras

El Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC) del Ministerio de Salud informó este jueves que el número de casos de la COVID-19 a nivel nacional se elevó en las últimas semanas: de 1.813 en la Semana Epidemiológica (SE) 14, a 11.177 en la SE 23.

VIDEO RECOMENDADO

Cuarta ola del COVID-19 - Minsa
Víctor Suárez, representante de la entidad, alerta sobre las causas del aumento de contagios, entre ellas la presencia de la subvariante BA5 de ómicron, que presenta “una evasión inmune” a las vacunas.