El burgomaestre mencionó que en el caso de la bioseguridad por COVID-19 en el sector turismo, ellos siguen un estricto protocolo de despistaje desde el momento en que los foráneos abordan los trenes, además de pasar por centros de control y tamizaje antes, durante y después de los recorridos turísticos. (Foto: Juan Sequeiros)
El burgomaestre mencionó que en el caso de la bioseguridad por COVID-19 en el sector turismo, ellos siguen un estricto protocolo de despistaje desde el momento en que los foráneos abordan los trenes, además de pasar por centros de control y tamizaje antes, durante y después de los recorridos turísticos. (Foto: Juan Sequeiros)

A raíz de la segunda cuarentena que afronta el país del , las instituciones han dejado de percibir ingresos debido al cierre de monumentos y la falta de turistas. Una de las más afectadas es la Municipalidad de (Urubamba-Cusco), cuyo ingreso casi total parte del turismo y sin este no hay presupuesto ni para pagar la luz.

Dicha información la indicó el alcalde de Machu Picchu, Darwin Baca, quien llegó hasta la ciudad de Cusco a fin de hacer sentir su voz de reclamo, acusando al Estado de haber dejado este distrito en un franco abandono y sin oportunidad de subsistencia para sus pobladores.

“No basta con inflar el pecho cada vez que se habla de Machu Picchu, no basta con decir lo bonito que es, hay que pensar también en sus pobladores, estos que ahora no tienen un pan para llevarse a la boca, estos que hace casi un año cerraron sus negocios y no los volvieron a abrir, presidente Sagasti voltee hacia nosotros, somos un pueblo que se dedica exclusivamente al turismo y ahora no tenemos cómo subsistir”, citó.

PARTIDA PRESUPUESTAL

Sobre la comuna mencionó que esta requiere una partida presupuestal de más de 700 mil soles mensuales para mantenerse en actividad, y poder pagar los servicios básicos y a sus trabajadores, comenzando por el área administrativa hasta el personal de limpieza.

Señaló que, de no recibir una inyección de capital la comuna de Machu Picchu tendría que cerrar sus puertas, y por ende despedir a todos sus trabajadores, ya no se podrían continuar con las obras y proyectos. Además, ya no habría serenazgo ni servicio de limpieza público.

“¿Se imaginan Machu Picchu sin servicio de recojo de residuos, con toda la basura acumulada en las calles y plazas? Perderíamos el sello Safe Travel y hasta la distinción de Patrimonio Cultural de la Humanidad se pondría en riesgo, así de grave es la cosa, ni los pobladores ni la municipalidad tenemos con qué subsistir”, añadió.

MEMORIAL

Debido a este problema, las autoridades de Machu Picchu elaboraron un memorial dirigido al presidente Francisco Sagasti, el cual fue remitido el último martes, en el cual se solicita la transferencia de recursos públicos para la continuidad de obras y atención de servicios básicos, a la vez de solicitar la reapertura de Machu Picchu a fin de reactivar la economía local y cusqueña.

De no llegar a buen puerto la solicitud enviada, el alcalde de Machu Picchu señaló que iniciará una huelga de hambre como medida de reclamo ante las instancias nacionales, igual medida sería adoptada por otras autoridades del Valle Sagrado de Los Incas.

DATO

- El burgomaestre mencionó que en el caso de la bioseguridad por COVID-19 en el sector turismo, ellos siguen un estricto protocolo de despistaje desde el momento en que los foráneos abordan los trenes, además de pasar por centros de control y tamizaje antes, durante y después de los recorridos turísticos.

VIDEO RECOMENDADO

Actualizan lista de grupos que recibirán vacuna contra la COVID-19 en primera fase
Actualizan lista de grupos que recibirán vacuna contra la COVID-19 en primera fase