El primer ministro señala que el retorno a clases debe cumplir estrictamente los protocolos de bioseguridad para prevenir contagios del COVID-19. (Fotos: GEC)
El primer ministro señala que el retorno a clases debe cumplir estrictamente los protocolos de bioseguridad para prevenir contagios del COVID-19. (Fotos: GEC)

se pronunció sobre el retorno a la presencialidad, en los niveles de educación básica en ámbitos rurales y urbanos del país. Esto se hará, según indicó, con la implementación del “Plan de retorno a la presencialidad” en el segundo semestre de este año.

MIRA: María del Carmen Alva calla a Guido Bellido por hablar en quechua: “Traduzca inmediatamente”

Al respecto, señaló que hasta el 9 de agosto de este año un 59% de los docentes ha recibido su primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 y un 37% ya cuenta con ambas dosis. Sobre esa base, dijo, en el segundo semestre del 2021 se implementará el referido plan de retorno, que será “gradual, seguro, flexible y voluntario”.

Para esto, mencionó que se proyecta -en lo que resta del 2021- la vacunación del 100% del personal docente y no docente de todos los niveles y modalidades de la educación básica, lo que suma 633.068 personas.

Todos queremos que nuestros niños y niñas regresen a la escuela. Pero también, todos queremos que lo hagan con la garantía de un regreso seguro para ellos, sus profesores y todo el personal de educación”, subrayó el presidente del Consejo de Ministros.

Según precisó, 48.774 instituciones educativas podrían ofrecer servicios semipresenciales porque están habilitados.

De ese total, 4.818 instituciones educativas ofrecen actualmente servicios en semipresencialidad. Con el incremento progresivo de la vacunación, se espera incrementar gradualmente la apertura de escuelas hasta completarlas para el inicio de clases del 2022, siempre y cuando se respeten las condiciones epidemiológicas y de bioseguridad.

Bellido manifestó que el cierre de los locales escolares, por la crisis sanitaria del COVID-19, ha tenido un fuerte impacto en el logro de aprendizajes y el bienestar socioemocional de los estudiantes.

Señaló que el Ministerio de Educación constató que 34% de estudiantes del tercer grado de primaria y 45% estudiantes del primer grado de secundaria han experimentado síntomas de depresión y ansiedad durante el 2020.

Consideró que si bien el Ministerio de Educación puso a disposición de los escolares la multiplataforma “Aprendo en Casa”, “el proceso de aprendizaje es una experiencia de interacción social y las modalidades de distancia en la actualidad no llegan a reemplazarla, sobre todo en el ámbito de bajo acceso a conectividad”.

Educación en emergencia

Bellido también señaló que la pandemia ha ocasionado un incremento en la deserción: en el 2020, 705 mil niños, niñas y adolescentes dejaron o estuvieron en riesgo de dejar sus estudios. Actualmente, se calcula que 319 mil estudiantes tendrían alto riesgo de abandonar la escuela para el 2022.

Por esta razón, informó que se ha declarado en emergencia el Sistema Educativo Peruano a nivel nacional durante el segundo semestre del año 2021 y el primer semestre del 2022. El respectivo “Plan de emergencia educativa” contendrá 6 ejes centrales:

Recuperación y consolidación de aprendizajes de los estudiantes de la educación básica y retorno a la presencialidad.

Desarrollo profesional docente.

Innovación tecnológica y competitividad educativa.

Educación superior.

Atención integral de las poblaciones rurales, indígenas, afroperuana y personas con discapacidad.

Descentralización.

Bellido indicó que la declaratoria de emergencia busca recuperar los aprendizajes en mejores condiciones y renovar el sistema educativo, centrando su atención en la superación de las desigualdades educativas.

La principal novedad es que se contará con un presupuesto incremental que permitirá actuar con equidad y oportunidad ante las necesidades de aprendizaje de la población más vulnerable: rural, pueblos originarios, población afroperuana, periferias urbanas y zona crítica de frontera”.

Asimismo, dijo, se busca posibilitar el retorno a la presencialidad en mejores condiciones de bioseguridad e infraestructura, alimentación con productos locales, atención integral a la primera infancia, soporte y fortalecimiento al docente del ámbito rural y de los pueblos originarios, pago de la deuda social a los docentes, aseguramiento de la recuperación y consolidación de aprendizajes, innovación y conectividad educativa y el impulso a la educación técnica con el impulso de la transitabilidad a la educación superior.

Más presupuesto

Bellido informó que además del retroceso en el proceso de aprendizaje de nuestros estudiantes con motivo de la pandemia, se ha evidenciado una mayor inequidad debido a la dificultad de acceso a internet y a dispositivos electrónicos. En el país se han identificado cerca de 3 millones de estudiantes severamente afectados por la pandemia.

Detalló que para el 2022 se cuenta con S/1.151 millones ya aprobados por el Ministerio de Economía y Finanzas para impulsar estrategias de la educación básica y superior. Ello implica un aumento del 4,4% con respecto al 2021.

Con estos recursos podremos entregar cerca de 300 mil tablets y continuar con el cierre de brecha digital en el sector. Trabajaremos con los gobiernos regionales para sumar esfuerzos en la distribución de dispositivos electrónicos para nuestros docentes y estudiantes”, ofreció.