Inundación dejó cuantiosas perdidas materiales
Inundación dejó cuantiosas perdidas materiales

El desborde del río Mantaro dejó en la calle a 13 miembros de una familia que resguardan y habitan las instalaciones del excentro recreacional ‘El Aguajal’, en el distrito de Huayucachi, en la provincia de Huancayo, en la región Junín, luego que la aguas inundaran el lugar y arrasaran con todas sus pertenencias, además de causar desperfectos en los juegos mecánicos.

A la medianoche del pasado domingo, el violento paso de las aguas despertó a César Figueroa, quien vivía con su numerosa familia en una carpa y resguardaba este recinto, ubicado en el barrio Mantaro, en el distrito de Huayucachi. “Sonó fuerte, supe que no iba a pasar tan rápido por eso decidimos evacuar a todos y solo logramos salvar a los animales”, comentó César Figueroa.

La desgracia generó pérdidas económicas en miles de soles. “Se malograron motores de los juegos, los carritos del carrusel fueron arrastrados por el río, así como algunos botes”, añadió el hijo mayor del agraviado, Miguel Ángel Figueroa.

Lamentablemente, la familia también perdió los alimentos que compró para pasar la cuarentena.

Los miembros de la familia Figueroa Sánchez aseguran que por estar en constante migración no forman parte de ningún programa social del Estado.

DENUNCIA

Por su lado, los pobladores del barrio Mantaro denunciaron que a 500 metros aguas arriba una empresa extractora de agregados y chancadora de piedras ejecuta trabajos y esto habría debilitado la defensa ribereña que colapsó dejando ingresar las aguas del afluente.

“Ya le pedimos al alcalde de Huayucachi que impida los trabajos de esa empresa extractora, sin embargo hasta ahora no nos hace caso pese a los riesgos que corremos decenas de familia de este barrio”, manifestó un vecino de la zona Pedro Villanes.