Piura:  el occiso deja una hija de 13 años y sus amigos pidieron a las autoridades que su muerte no quede impune. (Foto: GEC)
Piura: el occiso deja una hija de 13 años y sus amigos pidieron a las autoridades que su muerte no quede impune. (Foto: GEC)

Un comerciante murió al ser arrollado por una cisterna a la altura del kilómetro 1020 en la Panamericana Norte, en el . Se trata de Juan Rentería Cobeñas (44), quien se movilizaba en una bicicleta con destino a su vivienda en Catacaos.

El trágico hecho ocurrió la noche del domingo, cuando Juan Rentería Cobeñas (44) fue embestido por la unidad, que ocasionó que salga despedido y sea arrollado en la pista.

La Policía y el fiscal penal de turno dispusieron su internamiento en la morgue del Ministerio Público de Sullana, donde le realizaron la necropsia de ley. Según el resultado, Rentería tenía diferentes fracturas en ambos brazos, así como las piernas y otras partes del cuerpo. Asimismo, resultó con el cráneo fracturado.

El diagnóstico de su muerte fue fractura torácica abdominal que, según informaron los especialistas, habría hecho que durante el fatídico accidente las costillas del occiso perforen los pulmones, causándole instantáneamente la muerte al hombre que se dedicaba a comercializar todo tipo de productos.

El cuerpo de Rentería, que era natural de la ciudad de Chiclayo, pero que desde hace varios años residía en Catacaos, por lo que fue trasladado ayer por agentes de Serenazgo a su inmueble donde viene siendo velado por sus familiares.

Según información de sus allegados, el occiso deja una hija de 13 años y sus amigos pidieron a las autoridades que su muerte no quede impune.

En tanto, se supo que el conductor de la cisterna que participó en el accidente quedó como intervenido en la comisaría de El Obrero de Sullana, mientras duran las investigaciones.

VIDEO RECOMENDADO

Martín Vizcarra: se analizará la situación de pensionistas de la ONP en primera reunión.