Ambulancias del SAMU esperan en Lima a siete de los ocho heridos de accidente en Ucayali. (Foto: Minsa)
Ambulancias del SAMU esperan en Lima a siete de los ocho heridos de accidente en Ucayali. (Foto: Minsa)

Siete de los ocho heridos graves, tras la caída de una camioneta a un abismo y posterior explosión, ocurrida en Ucayali, serán trasladados al Hospital Guillermo Almenara e Instituto Nacional de Salud del Niño de San Borja, según informó en Canal N la vocera del Servicio de Atención Móvil de Urgencia (SAMU), Katherine Ramírez.

El lamentable accidente, ocurrido a la altura de la comunidad nativa Chincheni, en la carretera Atalaya – Satipo, dejó siete fallecidos, entre ellos seis menores de edad y un adulto.

Los heridos que llegarán a Lima son cuatro menores de edad y tres adultos, el mayor de 48 años, mientras que los menores están en el rango de 5 y 15 años, “muchos de ellos con quemaduras en gran porcentaje de su cuerpo, de 60% hasta 90% de quemaduras. Y algunos también tienen fracturas”, razón por la que deben ser atendidos en hospitales de mayor complejidad en Lima.

La vocera indicó que estos hospitales cuentan con unidades de quemados debidamente equipadas. Sobre el octavo herido indicó que permanecerá en Ucayali pues debido a su gravedad no podría soportar un vuelo a Lima.

El traslado es coordinado con la Fuerza Aérea del Perú (FAP) y el Seguro Integral de Salud (SIS). Asimismo, el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas informó que tras el accidente dispuso el envío de un helicóptero al lugar de los hechos para apoyar en la labor de rescate de heridos y fallecidos.

Fallecidos son miembros de una misma familia

Héctor Poner Chonguiri relató que sus familiares, entre ellos su hermana mayor, sus dos hijos y cuatro sobrinos, son las siete víctimas del trágico accidente ocurrido a la altura del kilómetro 88, de la carretera Marginal.

En declaraciones a América Noticias, el hombre contó que sus pequeños estudiaban en la comunidad de Chinchini y fue su esposa junto a su hermana mayor, quienes recogieron a sus hijos y sobrinos. Indicó que su pareja es una de las 8 personas heridas con quemaduras de consideración, siete de ellas trasladadas a Lima.

“Ellos estaban en la comunidad nativa Chinchini. Mis hijitos estudiaban en Chinchini y mi mujer esperaba y tomó carro para que los niños sean trasladados a mi zona. Los fallecidos son mis familiares. Han fallecido mi hija y mi hijito de cuatro meses, otros son mis sobrinos que se han muerto, y mi hermana mayor ha muerto. Mi esposa está acá hospitalizada, se ha quemado todo su cuerpo”, señaló.