A diferencia del año pasado, esta será una nueva Navidad porque tendremos la oportunidad de reencontrarnos, de volver a ayudar, volver a creer y volver a soñar. Este año como es tradición, Ripley invitó a las niñas y niños de Aldeas Infantiles SOS Perú a pasar una Navidad diferente en compañía de Papá Noel y sus duendes.

Cumpliendo todos los protocolos de bioseguridad, fueron trasladados desde Pachacamac hasta Surco, donde la marca creó un espacio único para que las niñas y niños participantes de la organización puedan disfrutar de un compartir lleno de magia, ilusión y regalos.

“Somos una marca con un interés genuino por cumplir los sueños de los peruanos, es nuestro propósito. Las instituciones de ayuda como Aldeas Infantiles SOS Perú han pasado momentos difíciles durante la pandemia por ello nos propusimos desde Ripley volver a vivir la ilusión y la magia de esta nueva navidad junto a los niños y niñas de Aldeas Infantiles SOS Perú, continuando con nuestro compromiso de apoyo a esta institución que tenemos desde hace varios años.”, comenta Mariana Ripoll, Gerente de Marketing de Ripley.

Aldeas Infantiles SOS Perú viene trabajando con el propósito que todas las niñas, niños y adolescentes tengan el cuidado que necesitan, promoviendo y defendiendo sus derechos. Hace 5 años, esta tienda por departamento se suma a esta institución a través de colaboraciones constantes, además de contar con promotores de Aldeas Infantiles SOS Perú en las tiendas para inscribir a Amigos SOS y Padrinos SOS y así puedan continuar con la ayuda que necesitan.

“En fechas tan importantes como la Navidad, desde Aldeas Infantiles SOS Perú recordamos que es indispensable enfocarnos en custodiar el derecho a vivir en familia, por el rol fundamental que cumple en el desarrollo de la infancia y porque la vida cotidiana al interior de ella nos permite ser testigos del cambio positivo que ocurre en las niñas y niños cuando los entornos familiares son protectores y seguros”, señala Nancy Martínez, Directora Nacional de Aldeas Infantiles SOS Perú.