El travieso Cupido otra vez hizo de las suyas. Y como es un palomilla empedernido, volvió a juntar a una pareja donde la edad pasa a segundo plano y solo importa lo que siente el corazón. Hoy que la farándula comenta, opina y critica por redes y medios el romance entre Christian Meier (46) y Alondra García Miró (24), la política dice presente. Y como una terquedad del destino, une a un cuarentón, también del colegio Champagnat y promoción del ‘Zorro’, con una muchacha de la televisión e hija de un reconocido dirigente deportivo. (46) está enamorado de Roxanita González (28), hija del popular ‘Gordo’. Para dos almas gemelas, 18 años de diferencia es una anécdota. El maestro José José no se equivocó: ‘40 y 20, es el amor lo que importa y no lo que diga la gente’.

Fue terminando el verano del 2016 que empezaron su historia, en una reunión de amigos en común. Roxanita González, abogada, se presentó a una invitación de un cercano a su padre y allí se conocieron. El flechazo vino con un color que ambos llevan en la sangre: . Primer tema de conversación: campañas, títulos, ‘Lolo’, Copas, el ‘Monumental’, la ‘Trinchera norte’ y goles inolvidables. Obviamente, el intercambio de números celulares y luego vendrían las conversaciones, los mensajes, donde, a decir de los allegados, Omar Chehade siempre sorprende por su originalidad.

La primera gran demostración de cariño de Omar Chehade fue acompañarla a la iglesia cristiana, donde congrega. No tuvo ningún problema en integrarse al estilo de vida que ella lleva. Cuando sus ocupaciones se lo permiten y no sale fuera de Lima, comparte la palabra con el ‘Gordo’, la mamá y el pequeño de Roxanita González.

Conquistar a sus suegros era una de las dos primeras vallas por superar. Lo recibieron con cierto recelo, pero a medida que ‘marcaba tarjeta’, don Alfredo entendió que se trataba de un buen hombre. Gente cercana comenta que Omar Chehade sumó puntos invitando a la familia a restaurantes, donde la comida es de alta calidad y los platos muy bien preparados. La táctica eficaz: se los ganó por el estómago.

El segundo gran ‘problemón’: como reaccionaría Álvaro, el engreído de Roxanita González, que es muy celoso con su mamá. Pero todo se dio por una empatía simple. Se trataron como ‘causas’ desde el principio y es el invitado especial cada vez que los ‘tortolitos’ viajan. Se trasladan como familia y como el niño ve poco a su padre (el futbolista Jorge Lozada), Omar Chehade se ha convertido en su imagen paterna.

Cuando Roxanita González y Omar Chehade cumplieron 10 meses de relación, a fines de diciembre del 2016, él la sorprendió con un anillo de compromiso. Allí se fijó marzo del 2018 como fecha de matrimonio, pero lo más emocionante vendría dos meses después, cuando decidió visitar al médico por unos malestares y los resultados arrojaron que estaba embarazada. La noticia iluminó ambos apellidos. Ahora, con 16 semanas, saben que será hombrecito, el segundo de Roxana, el primero de Omar.

Y hoy que sigue creciendo la barriguita, Roxanita González, conductora de ‘La tribuna de Alfredo’ y el doctor en leyes han decidido caminar juntos o, como diría el escritor francés Antoine de Saint–Exupéry: ‘Amar no es mirarse el uno al otro, es mirar juntos en la misma dirección’.

(Fernando 'Vocha' Dávila)

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por , , y puedes suscribirte a nuestro newsletter.