Un nuevo gesto de amor y solidaridad tuvo el popular . Esta vez, ubicó al repartidor de Rappi, el venezolano Junior Ramírez, y no dudó en pedirle perdón ‘en nombre del Perú’ por la humillación y discriminación que sufrió hace unos días por parte de Guillermo Miranda North.

En conversación con Trome, el personaje que se esconde bajo el disfraz de un peluche contó que citó a la víctima en Plaza San Miguel para darle una pequeña sorpresa.

“Es un padre de familia que trabaja durísimo por su hijita y su esposa. Es un hombre de bien, tranquilo. Cuando me enteré de los insultos, me dolió en el alma”, manifestó.

A través de un video, difundido en sus redes sociales, Osito Lima perennizó el encuentro y se le escucha decir: “Ningún hermano venezolano debería haber sentido lo que tú has sentido, ‘papi’”. Además de ofrecerle a Junior su ya conocida ayuda económica, lo invitó a comer un delicioso banquete marino, que incluyó cebiche, causa rellena y jugo de naranja para brindar.

“Le regalé 400 soles y me dijo ‘me has salvado la semana’. Eso para mí lo fue todo. En estos momentos difíciles hay que darnos la mano. Les diría a los que discriminan que todos somos hermanos y que los límites de países y fronteras son imaginarios. Todos somos una gran familia”, comentó.

CON VÍCTIMA DE LAS MARCHAS

Ayer continuó con sus actos de solidaridad en una chuletada prosalud en beneficio de Jon Cordero Morales, uno de los heridos de las manifestaciones en contra del gobierno de Manuel Merino. “Tiene la médula espinal dañada por el impacto de un perdigón. Su situación es grave. Estuve en las marchas de manera anónima y vi un fuerte compromiso de la juventud por el Perú. Eso es admirable”, indicó.

SEPA QUE...

  • Osito Lima ayer estuvo acompañado del médico Wilder Pérez, quien tratará a Jon Cordero de manera gratuita.
  • También les dio el pésame a las familias de Inti y Jack, quienes perdieron la vida en las marchas.