Decidió preparar panes anticovid -como él los llamaba- para repartirlos en las zonas más vulnerables de Chaclacayo.
Decidió preparar panes anticovid -como él los llamaba- para repartirlos en las zonas más vulnerables de Chaclacayo.

La llegada de la pandemia hizo que Junior Herencia Franco cerrara su escuela de pastelería, pero al tener acumulados paquetes de insumos de panificación, como harina, manteca, levadura y miel, decidió preparar panes anticovid -como él los llamaba- para repartirlos en las zonas más vulnerables de Chaclacayo.

TE PUEDE INTERESAR: Trabajaba como panadero y ahora emprende con venta de lechugas orgánicas

“Vi que muchas personas la estaban pasando mal y decidí apoyar. La primera ayuda que llevé fue a las ollas comunes de las zonas altas de Chaclacayo. Empecé con 150 panes, luego seguí con 300 y un día pude entregar mil panes. No soy una persona adinerada, pero lo que tengo puedo compartirlo con quienes más lo necesitan”, expresa este noble pastelero de 28 años.

CLASES VIRTUALES

Ahora dicta clases virtuales de pastelería saludable, decoración de tortas y bocaditos a través de su página de Facebook ().

MIRA: Revaloran la identidad peruana con esculturas en forma de ‘tamalito’

“Ya no tenemos ingredientes para preparar los panes que llevábamos a las ollas comunes. Tenemos que parar hasta poder conseguir nuevamente los insumos. Mi objetivo es seguir ayudando a la gente que más lo necesita”, cuenta Herencia, quien intenta reflotar su panadería que por ahora trabaja a “media caña” ofreciendo panes y pasteles.

Si alguien quiere apoyar su causa social, ingresar a la ya mencionada red social.

Ya no tiene ingredientes para preparar los panes que llevan a las ollas comunes. Tendrán que parar hasta poder conseguir nuevamente los insumos.
Ya no tiene ingredientes para preparar los panes que llevan a las ollas comunes. Tendrán que parar hasta poder conseguir nuevamente los insumos.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Ahijada de Arturo ‘Zambo’ Cavero acerca la música criolla a los jóvenes

Paloma Torres quiere darle un toque de modernidad y frescura a este género musical para que más personas revaloren lo nuestro. Su familia siempre apoyó su carrera.

Uno de los consejos que les deja a todos los jóvenes que quieran incursionar en la música es que sigan sus instintos y su verdadera pasión. Fotos: Trome.
Uno de los consejos que les deja a todos los jóvenes que quieran incursionar en la música es que sigan sus instintos y su verdadera pasión. Fotos: Trome.

 Paloma Torres interpreta música criolla desde los 7 años, gracias al apoyo de su familia y de su padrino, el recordado y muy querido, Arturo ‘Zambo’ Cavero. En el 2015 ingresó a la Escuela de Música de la UPC para interpretar mejor sus temas, pues considera que todo artista debe prepararse para ser mejor cada día.

“Yo crecí escuchando música criolla. Ahora estoy tratando de darle un toque de modernidad y frescura para que los jóvenes revaloren más lo nuestro y se sientan orgullosos de ser peruanos. En este camino, mi padrino Arturo ha sido un gran referente para mí. Al igual que él, mi objetivo es reafirmar la identidad peruana a través de nuestra música”, expresó Paloma, quien a sus 23 años ha participado en varios concursos de canto

Hace poco la pudimos ver en el programa , fue parte del equipo de la gran Eva Ayllón. “Ha sido una gran experiencia participar en este concurso. Audicioné con el tema ‘Hoy tengo ganas de ti’ y los cuatro coach voltearon. Me emocioné mucho al darme cuenta de que mi trabajo de años se vio reflejado. Seguiré difundiendo nuestra música, no pararé”, contó Torres, quien vive en .

Uno de los consejos que les deja a todos  que quieran incursionar en la música es que sigan sus instintos y su verdadera pasión. “Al inicio, es posible que surja el miedo, pero hay que luchar por lo que realmente queremos. No tiremos la toalla, nuestros sueños lo valen”, agregó entusiasmada.

MÁS INFORMACIÓN: