Ciudadana chilena fue llevada a un albergue por las autoridades. (Redes sociales)
Ciudadana chilena fue llevada a un albergue por las autoridades. (Redes sociales)

Un ciudadano peruano fue acusado de mantener cuatro años secuestrada a su esposa y su hija de dos años, . La policía local llegó hasta la vivienda y retiró del lugar a la extranjera.

TE VA A INTERESAR: FUJIMORI SE ENCUESTRA ESTABLE Y FUE TRASLADADO A LA UNIDAD DE CUIDADOS INTENSIVOS

Este es el caso del peruano Giorgo Armas y Viera Rivera Salazar, de 42 años. La policía llegó hasta la vivienda de Armas en el la urbanización San Eduardo, donde se llevaron a la ciudadana chilena y a la hija, pese a la oposición de su familia política.

Según informaron los medios extranjeros, Viera no podía salir de la vivienda. ni podía comunicarse por teléfono con sus familiares en Chile. Trascendió que no tenía teléfono y tenía que utilizar el celular de su esposo.

Fue por la llamada de una vecina, por unos supuestos maltratos contra Viera Rivera, que la policía llegó hasta dicho inmueble y pudo llevarse a la extranjera a un albergue.

Según dijo una tía de la extranjera a medios chilenos, Rivera fue golpeada por los suegros y hasta por su cuñado.

SUEGRO DE CHILENA TAMBIÉN ES INVESTIGADO

La Segunda Fiscalía Provincial Penal de Chiclayo ha iniciado una investigación contra Giorgio Armas por el presunto delito contra la libertad, en la modalidad de secuestro. Su padre, Julio Armas Alcalde, también ha sido involucrado en esta acusación.

Al respecto, Armas descartó la posibilidad de un secuestro y afirmó ser inocente de las imputaciones, asegurando que el ama a su hija y su esposa.

En tanto, las autoridades anunciaron que están realizando los tramites para que Viera Rivera Salazar y su pequeña hija sean llevadas a Chile, a reunirse con su familia.

MÁS INFORMACIÓN:


tags relacionadas