El vivero del club zonal Cahuide de Ate ha dado cursos virtuales sobre cómo elaborar fertilizantes caseros. | Fotos: José Rojas / Trome.
El vivero del club zonal Cahuide de Ate ha dado cursos virtuales sobre cómo elaborar fertilizantes caseros. | Fotos: José Rojas / Trome.

Tener un minijardín o biohuerto en casa puede ser una buena actividad para desarrollar en familia, ya que podrán pasar más tiempo con los niños y también enseñarles el valor de la responsabilidad.

Pensando en esto, el vivero del club zonal Cahuide de Ate ha dado cursos virtuales sobre cómo preparar la tierra para el sembrado y cómo elaborar fertilizantes caseros. Además, se les ha enseñado a las personas a utilizar algunos objetos que ya no usan en casa como maceteros.

MIRA: Conoce al ‘Domador de Dinosaurios’ y los shows que hace en los parques de Lima.

“Cada cierto tiempo publicamos videos en la página de Facebook (@LimaSerpar) donde enseñamos sobre el buen uso de la tierra y cómo preparar compost y fertilizantes caseros. Hay muchas personas que durante la cuarentena iniciaron su minijardín en casa, por eso, esta información es muy útil para ellos”, contó el ingeniero Eduardo Cárdenas, especialista en viveros del Servicio de Parques de Lima (Serpar).

En Cahuide se siembran flores, arbustos y plantas ornamentales, las mismas que luego se distribuyen en los otros clubes zonales o también sirven para ayudar a la reforestación de ciertas zonas de Lima.

LEE: Programa social ayuda a los indigentes a regresar con sus familias.

En el marco del Día de la Tierra, que se celebró el pasado 22 de abril, el ingeniero Cárdenas hizo un llamado de consciencia a la población para cuidar y valorar nuestra flora tan rica y única. “No contaminemos el suelo, aire y agua, estos elementos son importantes no solos para nosotros, también para las demás especies que habitan en el planeta”, finalizó.

VIDEO RECOMENDADO:

ESTO TE PUEDE INTERESAR:

Organización ayuda a personas que padecen fisura labio palatina

Smile Train empezó su labor en nuestro país en el 2001 y desde entonces a realizado casi 12 mil cirugías gratuitas. Ahora también está impulsando la alimentación saludable en estos pacientes.

 En el 2001, la organización internacional Smile Train empezó su labor social en nuestro país ayudando a quienes padecen de fisura labio palatina. “Apoyamos a personas de todas las edades, aunque principalmente tratamos a niños porque la idea es rehabilitarlos desde temprana edad para que puedan llevar una vida normal”, indicó Dianne Erquiaga, directora de Programas en Perú y otros países de Sudamérica.

En el tiempo que llevan en nuestro país han realizado casi 12 mil cirugías gratuitas, además durante la pandemia han ofrecido 2 mil teleconsultas individuales (nutrición, terapia de lenguaje, psicología, ortodoncia) a los pacientes fisurados, sin costo alguno. “Las personas de bajos recursos económicos que tengan este problema pueden comunicarse con nosotros a través de nuestras redes sociales, evaluaremos el caso y actuaremos a la brevedad”, señaló Dianne.

BUENA ALIMENTACIÓN

Se cree erróneamente que los niños con fisura labio palatina no están preparados para recibir alimentos sólidos o que es mejor esperar una cirugía de paladar, lo que trae como consecuencia cuadros de anemia y problemas de peso. Por eso, Smile Train también está promoviendo un programa de asesoría nutricional gratuita para orientar a los padres en la correcta nutrición de sus hijos

Si quieres saber más sobre los talleres que ofrece y la labor que realiza la institución, visita sus redes sociales Smile Train Latinoamérica en Instagram y Facebook.