Nació con un mal congénito, pero pudo realizar sus actividades con cierta normalidad hasta el 2010.
Nació con un mal congénito, pero pudo realizar sus actividades con cierta normalidad hasta el 2010.

Hace cinco años, Luis Huayanca (39) llegó a Lima buscando ayuda médica para tratar su osteomielitis crónica. Lo operaron y desde ese momento decidió quedarse en la capital, exactamente en Villa El Salvador. En el 2018, junto a dos compañeros, formó ‘Solidarios’, una asociación para ayudar a las personas con discapacidad y explicarles cuáles son sus derechos.

“Yo nací con un mal congénito, tenía espina bífida. Demoré en caminar, pero pude realizar mis actividades con cierta normalidad hasta el 2010, año en el que empiezo a tener dolores y complicaciones en la columna. No me quedé cruzado de brazos y busqué ayuda, así llegué a Lima. Aquí me di cuenta que las personas con discapacidad eran dejadas de lado, no había una inclusión pese a que la ley nos ampara”, expresó el señor Luis, quien precisa que no es un dirigente, más bien es un agente social de cambio.

Con la asociación ‘Solidarios’ ha hecho campañas para entregar certificados de discapacidad, ha dado charlas para que conozcan cuáles son sus derechos y ha podido gestionar, por ejemplo, una silla de ruedas para un compañero que lo necesitaba. “Somos personas que merecemos respeto y una oportunidad para trabajar dignamente. Mi único objetivo es luchar por los derechos de las personas con discapacidad”, dijo enérgicamente. La asociación está en Facebook como Solidarios.

Con la asociación ‘Solidarios’ ha hecho campañas para entregar certificados de discapacidad.
Con la asociación ‘Solidarios’ ha hecho campañas para entregar certificados de discapacidad.