Le gustó mucho el tejido y empezó a practicarlo. Muchas personas le han dicho que tiene el talento en sus pies.
Le gustó mucho el tejido y empezó a practicarlo. Muchas personas le han dicho que tiene el talento en sus pies.

Con una cálida sonrisa y mucho entusiasmo nos recibió Miriam René Briceño Trujillo (55), una noble y luchadora mujer que, al no poder usar sus manos debido a una discapacidad, buscó otra manera de ser independiente y hacer las actividades que más le apasionan: tejer, dibujar y pintar. Desde los 12 años convirtió a sus pies en sus nuevas manos y no fue un camino sencillo, pero ella no se dejó vencer por los obstáculos. Al contrario, cada vez se volvió más fuerte y segura de sí misma.

Desde el 2018 empezó a tejer carteritas y gorritos de lana que ofrece en diferentes ferias del centro de Lima para poder ganar un dinero extra y ayudar con los gastos en casa.

Miriam, ¿quién le enseñó a tejer?

Nadie, yo sola aprendí mirando. Me gustó mucho el tejido y empecé a practicarlo. Muchas personas me han dicho que tengo el talento en los pies.

¿Por qué gorritos y carteritas?

Son curiosos, me gusta hacerlos.

¿Cuánto le demora hacerlos?

Varios días, aunque ahora los hago más rápido. Ya tengo la técnica.

¿Usted misma compra los materiales?

Mi hermana me ayuda, yo le digo qué colores quiero.

Y los diseños, ¿cómo los elige?

Se me ocurren o veo algunos modelos en Internet.

¿Y cómo llegó a las ferias a vender sus productos?

En las ferias estoy desde hace dos años y medio y me invitó a participar el señor Antonio de la Puente, el presidente de la Asociación de Discapacitados (Sinutradis), quien también es una persona con discapacidad como yo.

¿Cuántos gorritos puede vender en un día?

Dos o tres, depende de la estación. Pero también me ayuda el ofrecer dulces y golosinas.

También dibuja y pinta...

Sí, me gusta mucho. Al hacerlo me relajo y soy feliz.

Miriam dice que las personas con discapacidad han demostrado que pueden salir adelante por sus propios medios. No hay nada imposible si uno lo quiere.
Miriam dice que las personas con discapacidad han demostrado que pueden salir adelante por sus propios medios. No hay nada imposible si uno lo quiere.

¿Ha recibido alguna ayuda del Estado?

Ninguna. Creo que se han olvidado de mí, pero no me pongo triste. Yo misma trabajo para ganar algunos solcitos con la venta de mis gorros y carteras.

¿Qué les diría a las personas que también tienen alguna discapacidad?

Que no se desanimen, nosotros valemos mucho. Hemos demostrado que podemos salir adelante por nuestros propios medios. No hay nada imposible si uno lo quiere.

Si alguien busca contactarse con usted, ¿cómo la ubican?

Pueden llamarme al 970-564-118.

TE PUEDE INTERESAR: