Familias hacen caso omiso a las prohibiciones dictadas por el Gobierno.
Familias hacen caso omiso a las prohibiciones dictadas por el Gobierno.

A pesar que el Gobierno y las autoridades sanitarias pidieron evitar reuniones durante el Día de la Madre, varias familias incumplieron la recomendación y organizaron reuniones y fiestas COVID-19 en sus respectivas viviendas, en el primer puerto.

Este relajamiento de las restricciones se halló durante un operativo ejecutado por la municipalidad provincial del Callao, cuyos agentes de Seguridad Ciudadana intervinieron una vivienda, donde una familia realizaba una reunión social en vísperas del Día de la Madre.

SAN MARTÍN DE PORRES: Hampones roban camioneta y en su fuga arrastran a cómplice

El incidente se produjo en la cuadra ocho del jirón Apurímac, donde los parientes estaban reunidos celebrando el ‘Día de la Madre’ con bebidas alcohólicas y en pleno toque de queda.

Familias hacen caso omiso a las prohibiciones dictadas por el Gobierno.
Familias hacen caso omiso a las prohibiciones dictadas por el Gobierno.

Los familiares, entre ellos algunas mujeres, agredieron a los serenos y la policía para evitar ser detenidos.

Durante el mismo operativo, los agentes constataron que otras familias también realizaron reencuentros privados en sus viviendas pero apagaron las luces cuando vieron la presencia de las patrullas.

AEROPUERTO JORGE CHÁVEZ: Dos burriers mexicanos caen con droga en el estómago

Además, se clausuró dos bares clandestinos que funcionaban en horario restringido en la cuadra siete del jirón Colón. Las personas consideradas como vulnerables frente a esta pandemia participaban de estas actividades prohibidas por el Gobierno.