La Policía halló en poder de los menores el palo con clavos con el que golpearon e hirieron a un transeúnte para robarle. (Foto: PNP)
La Policía halló en poder de los menores el palo con clavos con el que golpearon e hirieron a un transeúnte para robarle. (Foto: PNP)

Cuatro menores de edad, uno de 16 años y los otros de 14 años, que golpearon en la cabeza a un transeúnte con un palo con astillas y clavos porque se resistió al robo de su celular y billetera, fueron intervenidos por agentes del Escuadrón Verde, en el Cercado de Lima. Otros dos peatones que salieron en defensa de la víctima también resultaron con lesiones.

MIRA: Tragedia en Thomas Restobar: Dictan 15 meses de prisión preventiva para Juancho Peña y Joseph Huerta
El agraviado, Jonathan Perea, resultó con hematomas y heridas punzo penetrantes en la cabeza, y reconoció a los menores como sus agresores. (Foto: PNP)
El agraviado, Jonathan Perea, resultó con hematomas y heridas punzo penetrantes en la cabeza, y reconoció a los menores como sus agresores. (Foto: PNP)

El hecho ocurrió entre la Línea Amarilla y la Vía de Evitamiento, a la altura del puente Huánuco cuando Jonathan Perea Landauro (41) caminaba por el lugar con destino a su centro de trabajo. Cuatro adolescentes lo interceptaron, lo amenazaron con un palo y luego lo golpearon repetidas veces hasta quitarle su mochila.

Luego, los sujetos le pidieron su celular y su billetera, pero Perea se resistió y lo volvieron a golpear con el palo en la cabeza hasta hacerle caer al suelo. Dos transeúntes salieron en defensa de la víctima y estos también fueron agredidos, informó la Policía.

MIRA: Reportera fue apartada a la fuerza del presidente Castillo por personal de seguridad

A pocas cuadras, agentes del Escuadrón Verde que realizaban un patrullaje, fueron alertados por los peatones y de inmediato se dirigieron al punto donde intervinieron a cuatro sujetos que resultaron ser menores de edad.

Los custodios hallaron el palo en poder de uno de los adolescentes de 14 años. El agraviado, Jonathan Perea, quien terminó con heridas punzo penetrantes en la cabeza y hematomas, reconoció a los intervenidos como los delincuentes que le robaron. Así también, los efectivos policiales recuperaron la mochila de la víctima.

Ellos quedaron a disposición del Departamento de Investigación Criminal del Rímac por el presunto delito de robo agravado con lesiones.