Víctima se encontraba viendo televisión con su esposa, cuando fue atacado. (GEC)
Víctima se encontraba viendo televisión con su esposa, cuando fue atacado. (GEC)

Tras su llegada de Cañete, donde trabajaba, a su casa de Ñana, en , Víctor Hugo Luis Fernando Goicochea Neira (42) coordinaba con su esposa, quien tiene ocho meses de embarazo, sobre cómo quedaría el ajuar de su bebé. De pronto, un sicario con acento venezolano ingresó a su casa y lo mató a balazos.

El crimen ocurrió a las 10:30 de la noche en la urbanización Nueva Alianza. Uno de los asesinos aprovechó que la puerta estaba abierta y sorprendió a los esposos, quienes veían televisión abrazados.

Luego de dispararle a Víctor Goicochea, quien era dirigente de construcción civil, el asesino le apuntó en la cabeza a su esposa, quien imploraba por su vida. El sujeto tiró del gatillo, pero el arma se trabó.

FIN DE SEMANA

El sicario salió presuroso de la casa y fugó con su cómplice, que lo esperaba en un auto con lunas polarizadas.

Presa de una crisis nerviosa, la mujer salió gritando y fue auxiliada por sus vecinos. Otro grupo de conocidos ingresó a la casa y sacaron a los hijos del finado.

La víctima, quien esperaba a su quinto hijo, era dirigente de construcción civil y trabajaba en Cañete. Había llegado hacía unas horas a Ñaña para pasar el fin de semana con su familia y terminar de comprar la ropita para el bebé que esperaba.

Efectivos del Depincri Chaclacayo y peritos de Criminalística inspeccionaron la zona.

SEPA QUE...

- Según un vecino, la pareja había llegado hace meses a vivir a Ñaña y se veían muy enamorados.

- Los esposos tenían cuatro hijos y esperaban el quinto.