Chorrillos: Falso taxista asaltaba con cuchillo y cuando lo detienen se quiso hacer pasar como policía antidrogas

Durante operativo, falso taxista presentó carné PNP de suboficial al que ‘cogotearon’ en el 2017. Coronel dice que es sospechoso de amenazar a víctimas con cuchillo.

Chorrillos
Chorrillos
Chorrillos

Más sobre:

Chorrillos

Por conducir en presunto estado de ebriedad, Yowan Zandro Rodríguez Alejandro (47) fue intervenido por la policía, que descubrió que se hacía pasar por agente antidrogas de esa institución y simulaba ser taxista para asaltar con cuchillo a sus pasajeros, en Chorrillos.

La intervención ocurrió a las 2 de la madrugada, en el túnel de ‘La Herradura’, durante el operativo ‘Alcoholemia’ que se realizó para detectar a choferes ebrios.

Yowan Rodríguez estaba al volante del Toyota Corolla, color amarillo, de placa D2N-451.

“El intervenido conducía en estado de ebriedad y se identificó como policía. Dijo pertenecer a la Dirandro y hasta daba nombres de supuestos colegas”, informó el jefe de la División Policial Sur 2, coronel PNP Roger Pérez.

Sin embargo, al ser conducido a la delegación de Chorrillos, los efectivos realizaron la identificación biométrica y descubrieron que no pertenece a la institución.

“Tenía un carné policial, cuya foto se parece a él, pero no le pertenece. El carné fue reportado como robado por un suboficial en setiembre del 2017. Esa vez, tres sujetos ‘cogotearon’ a la víctima”, señaló Pérez.

OBJETOS ROBADOS

La policía sospecha que el sujeto se dedicaría al asalto y robo, pues en su poder se halló un cuchillo, desarmador, cuatro billeteras con seis tarjetas de débito, así como tres DNI, uno de los cuales también fue denunciado como robado.

El oficial de la policía precisó: “Al parecer simulaba ser taxista y a sus víctimas las amenazaba con estas armas. No se descarta que trabaje con otras personas o utilice su vehículo para sustraer pertenencias”.

En su defensa, el intervenido, que registra una denuncia por violencia familiar, indicó que todo lo hallado era de sus olvidadizos pasajeros. 

Ir a portada