El estudiante universitario Flavio Rodolfo Durand Hernández (23), fue asesinado de un balazo en la cabeza por delincuentes que le robaron su celular. (fotos: Mónica Rochabrum/Trome)
El estudiante universitario Flavio Rodolfo Durand Hernández (23), fue asesinado de un balazo en la cabeza por delincuentes que le robaron su celular. (fotos: Mónica Rochabrum/Trome)

A unos metros de su casa, el joven estudiante universitario Flavio Rodolfo Durand Hernández (23), a quien solo le faltaban unos años para terminar su carrera, fue asesinado de un balazo en la cabeza por delincuentes que le robaron su celular, en

El jovencito disfrutó un día en familia con sus padres y hermana de 16 años y al caer la noche regresaron a casa en urbanización Santa Isabel de Villa. Conversaron algunos minutos y él salió a la tienda.

Puede ver: Vecinos golpean presuntos asaltantes armados

A las 8:30 de la noche llegó a la bodega, ubicada entre las calles Los Pinos y San Pedro, y realizó una compra. Dio la vuelta para regresar a su casa cuando fue interceptado por dos delincuentes extranjeros. Le robaron su celular y dispararon un balazo en la nuca. La víctima pedía ayuda a gritos y nadie quiso auxiliarlo.

El estudiante universitario Flavio Rodolfo Durand Hernández (23), fue asesinado de un balazo en la cabeza por delincuentes que le robaron su celular. (fotos: Mónica Rochabrum/Trome)
El estudiante universitario Flavio Rodolfo Durand Hernández (23), fue asesinado de un balazo en la cabeza por delincuentes que le robaron su celular. (fotos: Mónica Rochabrum/Trome)
El estudiante universitario Flavio Rodolfo Durand Hernández (23), fue asesinado de un balazo en la cabeza por delincuentes que le robaron su celular.
El estudiante universitario Flavio Rodolfo Durand Hernández (23), fue asesinado de un balazo en la cabeza por delincuentes que le robaron su celular.

Los atacantes corrieron, voltearon en la esquina y subieron a un mototaxi azul con puerta y techo blanco. Luego escaparon a toda velocidad.

Flavio Durand, fue trasladado al hospital María Auxiliadora, y 24 horas después, falleció.

“Mi hijo solo fue a comprar y lo asaltaron. Le robaron su celular y encima le dispararon en la nuca. Él era estudioso. Le faltaban unos meses para graduarse en negocios internacionales. Nunca tuvo problemas con nadie. En la comisaría quieren investigar este asalto con muerte como un ajuste de cuentas. Mi hijo no era un pandillero, era un muchacho sano, estudioso”, dijo llorando Rosa Hernández.

Puede ver: ‘Malditos del Rolex’ cometieron tres asaltos en la misma cuadra
El estudiante universitario Flavio Rodolfo Durand Hernández (23), fue asesinado de un balazo en la cabeza por delincuentes que le robaron su celular. (fotos: Mónica Rochabrum/Trome)
El estudiante universitario Flavio Rodolfo Durand Hernández (23), fue asesinado de un balazo en la cabeza por delincuentes que le robaron su celular. (fotos: Mónica Rochabrum/Trome)

Por su parte, el abogado defensor de la familia, Mario Arribas, hizo labores de investigación y consiguió los videos de la fuga de los autores del acto criminal. “Esto es un asalto con consecuencias fatales y la pena sería de cadena perpetua. Pedimos que se investigue como tal y no como un ‘ajuste de cuentas’ como quiere hacer creer la familia. Hemos conseguido los videos de la fuga de los maleantes y pedimos al coronel PNP Víctor Revoredo, jefe de la División de Investigación de Homicidios de Dirincri, que investigue el caso”, refirió el letrado.


Atropella abuelita y nieta

Se despidió de su familia y salió para realizar algunas cobranzas, sin imaginar que esta sería la última vez que a verían con vida. Doña l, cuyo conductor, lejos de auxiliarlas, las abandonó, en .

A las 5 de la tarde, Nancy Tejeda, quien laboraba vendiendo desayunos para trabajadores del municipio de Chorrillos, salió de su casa acompañada de su nietecita, para realizar cobranzas a sus clientas a las que dejó ropa a crédito por navidad y año nuevo.

Iban a cruzar la avenida Defensores del Morro (ExHuaylas) y Matellini, cuando el conductor de la moto lineal de placa 8092-7F las embistió y las hizo volar varios metros. El balón de gas le cayó a la mujer en las piernas. El desalmado hombre escapó a toda velocidad sin auxiliar a las heridas.

Ambas fueron trasladadas al hospital Casimiro Ulloa, donde a las 6:30 de la tarde, la madre de familia, dejó de existir de un paro cardíaco. Su nieta perdió la vista y presenta traumatismo múltiple.

El chofer de la moto dejó el vehículo menor en el local de venta de gas en asociación de vivienda Santa Colonia, y se retiró. Los policías de la comisaria de Villa Chorrillos, que obtuvieron el número de placa de los testigos, realizaron las diligencias y citaron al dueño del vehículo menor y al conductor. Ambos fueron a la delegación y allí quedó detenido el venezolano José Reynaldo Piñango Quivera (27), quien sería denunciado por el delito de homicidio culposo y exposición de personas en peligro. Fue derivado a la sede de la Unidad de Investigación de Accidentes de Tránsito Lima Sur (UIAT Sur)


También lee: