Desde la clandestinidad, el venezolano apodadocabecilla de la banda criminal extranjera que controlaba la venta de drogas, prostitución, extorsión y el cobro de cupos en Fiori, ha amenazado de muerte a los integrantes de su propia organización delictiva para que no lo delaten ni den detalles del en el hostal ‘Señor de Sipán’, en

La advertencia de ‘Machelo’ -que habría fugado a Bolivia y cuya identidad se desconoce, pues dio un nombre falso- ha surtido efecto, pues se ha mantenido en silencio uno de los que, según detectives de Homicidios, habría degollado y descuartizado a Rubén Matamoros Delgado y al peruano Jafet Torrico Jara.

Para la policía, no existen dudas de que ‘Machelo’ ordenó y dirigió la masacre.

“Hey, soy ‘Machelo’, anda al hotel Sipán para hacer una mudanza, porque he picado (matado) a dos personas”, le dijo ‘Machelo’ a la noche del domingo 8 de setiembre.

Este ha señalado a la policía que se siente amenazado y teme por su vida.