El agraviado reconoce a este hombre como uno de los falsos técnicos que ingresó a su casa, lo 'pepeó' y robó sus pertenencias.
El agraviado reconoce a este hombre como uno de los falsos técnicos que ingresó a su casa, lo 'pepeó' y robó sus pertenencias.

Están al acecho de sus víctimas. Dos rateros, que tendrían entre 25 a 28 años, bien vestidos y con facilidad de palabra, se hicieron pasar como técnicos especialistas en telecomunicaciones para ingresar al departamento de un joven publicista, a quien terminaron, ‘pepeando’ al igual que su compañero de labores, en . Esto con el fin de robar costosos equipos, dinero y tarjetas de crédito con la que luego realizaron compras por internet por más de 100 mil soles.

El publicista Hans Ccenta (33), un poco recuperado, contó que llamó a una empresa y solicitó dos técnicos para que acudan a su domicilio a instalar unos programas para continuar con sus labores. Poco después, dos muchachos, que no tendrían más de 28 años, llegaron y argumentaron que ellos iban a solucionarle el problema técnico.

Dos rateros, que tendrían entre 25 a 28 años, bien vestidos y con facilidad de palabra, se hicieron pasar como técnicos especialistas en telecomunicaciones para ingresar al departamento de un joven publicista, a quien terminaron, ‘pepeando’, al igual que su compañero de labores, en La Victoria. (foto TROME)
Dos rateros, que tendrían entre 25 a 28 años, bien vestidos y con facilidad de palabra, se hicieron pasar como técnicos especialistas en telecomunicaciones para ingresar al departamento de un joven publicista, a quien terminaron, ‘pepeando’, al igual que su compañero de labores, en La Victoria. (foto TROME)
Dos rateros, que tendrían entre 25 a 28 años, bien vestidos y con facilidad de palabra, se hicieron pasar como técnicos especialistas en telecomunicaciones para ingresar al departamento de un joven publicista, a quien terminaron, ‘pepeando’, al igual que su compañero de labores, en La Victoria. (foto TROME)
Dos rateros, que tendrían entre 25 a 28 años, bien vestidos y con facilidad de palabra, se hicieron pasar como técnicos especialistas en telecomunicaciones para ingresar al departamento de un joven publicista, a quien terminaron, ‘pepeando’, al igual que su compañero de labores, en La Victoria. (foto TROME)

“Ellos pasaron y les dejé una jarra con agua en la entrada, luego me fui adentro del departamento a sacar unas cosas. Cuando regresé, tomé un vaso con agua y luego no me acuerdo de nada. Desperté varias horas después y ya nos habían robado. Mi compañero de labores, Nikita Romo (41), con el que hacía trabajos, también fue drogado y sufrió el robo de sus pertenencias”, contó Hans Ccenta.

Al publicista le robaron dos celulares de alta gama, cuatro laptops, que contenía valiosa información de su trabajo, teléfonos inalámbricos, videocámaras, y tarjetas de crédito. A su compañero le robaron celulares, dinero y tres tarjetas de crédito con las que hicieron compras en línea por más de 20 mil soles.

Los delincuentes no despertaron sospechas de los vecinos y salieron sin ningún problema del edificio, ubicado en Santa Catalina. Se notaba que llevaban varios paquetes en las manos.