El barbero venezolano Pedro Alberto Lagos Briceño (23), fue citado por amigos y más tarde asesinado por sicarios. (foto: Renzo Salazar/GEC)
El barbero venezolano Pedro Alberto Lagos Briceño (23), fue citado por amigos y más tarde asesinado por sicarios. (foto: Renzo Salazar/GEC)

Cerca al cuarto alquilado donde vivía, el barbero venezolano Pedro Alberto Lagos Briceño (23), fue asesinado de 13 balazos por sicarios, que escaparon en una moto lineal, en .

El muchacho habría sido citado por uno de sus amigos, en el cruce de las calles Los Pinos y pasaje Las Flores. Llegaron dos muchachos en una moto lineal y uno de ellos, se bajó y lo atacó de varios tiros. El joven gravemente herido fue trasladado a un hospital, pero en el camino dejó de existir.

Puede ver: Papito sufre robo de moto triciclo por segunda vez
El barbero venezolano Pedro Alberto Lagos Briceño (23), fue citado por amigos y más tarde asesinado por sicarios.
El barbero venezolano Pedro Alberto Lagos Briceño (23), fue citado por amigos y más tarde asesinado por sicarios.

Los policías investigan este ataque como un posible ajuste de cuentas. Los detectives de Depincri Lurín recabarán las imágenes de las cámaras de seguridad para dar con el paradero de los asesinos.

Puede ver: ‘Jairo’ se enfrenta con policía y cae por crimen de joven


Padre e hijita mueren en choque

En unos minutos pasaron de la felicidad al llanto. A unos metros de su vivienda, el , en Su hijito menor de apenas dos años, y su vecino de 54 años, quedaron graves.

La tarde del sábado, Juan Carlos, había terminado de trabajar temprano y llevó a sus hijitos al parque. Estuvieron jugando pelota varias horas y cerca de las 7 de la noche, los subió a su mototaxi, que usaba para realizar compras, y partieron rumbo a su casa. En el trayecto se encontraron con su vecino Marcos Escobar Acuña (54), que estaba a un lado de la carretera con dos sacos de guano. Se ofreció a llevarlo hasta su casa, viven a tres cuadras de distancia, y nuevamente enrumbaron hacia el sector Buena Vista Alta, en Lurín.

Lamentablemente, a unos metros del lugar, entre la avenida Buena Vista y 8 de octubre, la minivan blanca, de placa AKU-150, se desplazaba zigzagueando por el sentido contrario e impactó violentamente contra el mototaxi azul de placa 6399-1C. Tan fuerte fue la colisión que arrastró varios metros el trimóvil y lo empotró contra la pared.

Por esta fuerte colisión, la pequeña Kendra (05), murió instantáneamente a un lado del mototaxi. Su padre pereció sentado en el volante. Su hermanito Lucas (02), quedó aprisionado entre los fierros retorcidos. El vecino tuvo golpes en varias partes del cuerpo. Estos dos últimos fueron trasladados al hospital cercano. El adulto tiene fracturas en el brazo y pierna derecha, tuvo golpes en la cabeza y columna. Pese a su delicado estado de salud, fue dado de alta y permanece en su domicilio.


También lee: