Manchay: Sicarios asesinan a balazos a 'abogada de las mujeres' dentro de su auto en presunto ajuste de cuentas | FOTOS

La llamaron al celular para que salga de su casa y traficantes de terrenos la amenazaban. Asesinos en moto la acribillaron dentro de su auto en Manchay

Sicarios asesinan a abogada
Asesinato en Manchay
Asesinato en Manchay
Asesinato en Manchay
Asesinato en Manchay
Sicarios asesinan a abogada
Sicarios asesinan a abogada

De terror. Dos sanguinarios sicarios en una moto lineal asesinaron de cinco balazos a la abogada Jenny Nolasco Tomás (46) dentro de su moderno auto, en el sector de Manchay, distrito de Pachacámac.

El cruento crimen fue perpetrado a las 9:50 de la mañana, cuando la víctima, conocida como ‘la abogada de las mujeres maltratadas’, llegó en su vehículo Hyundai color rojo, de placa F9Q-413, a su estudio jurídico ubicado en la avenida Víctor Malásquez, Mz ‘R’, Lote 1, en la zona de Vista Alegre, Manchay.

Estaba a punto de bajar para abrir la oficina y empezar a atender cuando apareció una moto lineal con dos personas, una de los cuales bajó rápidamente y se acercó al carro por el lado del conductor. De inmediato, le disparó cinco balazos en la cabeza y luego corrió hacia la moto, en la que fugaron hacia La Molina.

Los balazos alertaron a los moradores, quienes llegaron al estudio jurídico Nolasco & Asociados, y vieron a Jenny Nolasco sentada al volante de su auto, ligeramente recostada hacia el lado del copiloto. Tenía varias heridas sangrantes en el rostro y cabeza, pero aún estaba viva.

Fue trasladada al centro de salud Portada I, en Manchay, donde a los pocos minutos dejó de existir.

“No puede ser. La doctorcita era muy buena. Nos ayudó en varios procesos y no le importaba si no teníamos dinero para pagarle”, dijeron decenas de mujeres que llegaron a la posta médica de Manchay al enterarse del homicidio.

FUE CANDIDATA

Los familiares de la letrada llegaron al lugar, donde evidenciaron su profundo pesar por la irreparable pérdida.

Jenny Nolasco, que fue candidata a la alcaldía de Pachacámac hace unos años, pasó varios días en Cerro Azul (Cañete) para asesorar a un grupo de moradores que tenían problemas con traficantes de terrenos.

“Alguien la llamó por teléfono y la hizo salir de su casa para encontrarse en el estudio jurídico. Había sido amenazada por traficantes de terrenos”, indicó uno de sus parientes a la policía.

Ir a portada