Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Los Olivos: Exalcalde que fue secuestrado y torturado por mujeriego pidió disculpas a su esposa 

Exalcalde del distrito de Oxamarca en Cajamarca, Santos Quisquiche Aguilar, fue secuestrado en mayo pasado y a su esposa le exigieron 20 mil soles para ser liberado. Sin embargo, ahora se conoce toda la verdad. 

Los Olivos
Los Olivos
Los Olivos

Más sobre:

Los Olivos

En mayo pasado se conoció el caso de Santos Quisquiche Aguilar (48), exalcalde del distrito de Oxamarca, provincia de Celendín, en Cajamarca, que fue secuestrado por una banda de delincuentes que lo torturó, amenazó con cortarle una oreja y lo encadenó de manos en un taller de mecánica, en Los Olivos, exigiendo 20 mil soles a su esposa para ser liberado. 

En un reportaje del programa internacional 'Al Rojo Vivo', de Telemundo, se indicó que  Quisquiche Aguilar fue secuestrado por mujeriego. El exburgomaestre se notaba más preocupado por su computadora personal, pues allí habían conversaciones candentes con la mujer que lo sedujo por Facebook para tener una aventura y terminó secuestrándolo. 

Quisquiche Aguilar, quien tenía las manos amarradas con una cadena y dos candados, además de una chalina en la boca cuando las autoridades lo encontraron, estaba aterrado que su esposa sepa la verdad. 

Aunque en un inicio se comentó que la víctima venía de Cajamarca para recoger una laptop que dejó para reparar, las cámaras de seguridad captaron cuando el exalcalde de Oxamarca era convencido por la joven para irse con ella. 

"Me coqueteaba, se prestaba para muchas cosas", mencionó  Quisquiche Aguilar a 'Al Rojo Vivo'. 

La mujer era novia de un delincuente, quien lo dopó y secuestró y lo puso sobre una cama del segundo piso de un taller ubicado en la avenida Santa Fe, manzana M, urbanización Los Alisos, donde al final fue hallado por la Policía. Los facinerosos habían pedido 20 mil soles de rescate a su esposa para que sea depositado en la cuenta de un banco. 

Según el delincuente, él solo quería cobrar los 20 mil soles que le debía el exalcalde, así que aprovechó porque sabía cuál era "su mayor debilidad". La joven aún está siendo buscado por los agentes. 

Por su parte,  Quisquiche Aguilar indicó que aprendió la lección y que ahora solo tendrá ojos para su esposa: "Pedí disculpas y ahora seré otra persona", concluyó el exalcalde. 

Cargando siguiente contenido

Portada