Un sicario encapuchado, que fingió ser un cliente, asesinó de tres balazos en la cabeza a la dueña de una bodega en el distrito de Pachacamac. Coincidentemente, el crimen ocurrió a una semana de que la víctima ante la Policía el intento de invasión de un terreno en la parte posterior de su vivienda por lo que las autoridades presumen que se trate de una venganza por traficantes de tierras.

Eran las 7:30 a.m. cuando Hilda Gabriel Flores (51) atendía su bodega de nombre ‘Hilda’, ubicada en la avenida Túpac Amaru, manzana B, lote 3, zona Las Retamas-Pampa Chica. Su sobrina Margot Gabriel la ayudaba.

Al local ingresó un supuesto cliente que llevaba puesta una polera negra con capucha. Este preguntó a la dueña por un producto y cuando volteó para buscar fue atacada a tiros en la cabeza. Su sobrina retornó del otro ambiente y encontró a su tía tendida sobre el piso detrás del mostrador y al salir vio subir al criminal a un auto color plomo con lunas polarizadas.

La bodega que fue escena de este nuevo asesinato está ubicada en en la avenida Túpac Amaru, manzana B, lote 3, zona Las Retamas-Pampa Chica. (Foto: PNP)
La bodega que fue escena de este nuevo asesinato está ubicada en en la avenida Túpac Amaru, manzana B, lote 3, zona Las Retamas-Pampa Chica. (Foto: PNP)

Hasta el lugar llegaron agentes de la comisaría de Pachacamac Distrito alertados por los disparos y encontraron sin vida a la dueña de la bodega. Inmediatamente pusieron en ejecución el Plan Cerco con resultado negativo.

Los familiares de Hilda Gabriel contaron a la Policía que esta denunció hace siete días en la comisaría que unas familias pretendían invadir un terreno extenso ubicado en la parte posterior de su vivienda.