En pleno corazón de San Isidro, hampones ingresaron a un exclusivo edificio para robar 13 mil dólares, una colección de relojes y joyas de oro de la vivienda de un diplomático. (foto. JOSEPH ANGELES/GEC)
En pleno corazón de San Isidro, hampones ingresaron a un exclusivo edificio para robar 13 mil dólares, una colección de relojes y joyas de oro de la vivienda de un diplomático. (foto. JOSEPH ANGELES/GEC)

En pleno corazón de , hampones ingresaron a un exclusivo edificio y robaron 13 mil dólares, una colección de relojes y joyas de oro, entre otras pertenencias de valor, de la casa de un diplomático. Solo en joyas y relojes, el monto de lo robado asciende a más de 20 mil dólares.

El silencioso atraco fue en la cuadra 1 de la calle Los Lirios. La tarde del sábado, los rateros aprovecharon que no había seguridad en el edificio y subieron tranquilamente hasta el cuarto piso. Fracturaron la chapa de la puerta del recinto y revolvieron todo en busca de objetos de valor. Además de las joyas, costosos anillos de oro (que cuesta 7 mil dólares cada uno), una colección de relojes (18), (valorizado en más de 3 mil 500 dólares), un celular de alta gama (500 dólares), 2 laptops y un pasaporte diplomático. Además sustrajeron costosos regalos que la esposa del diplomático trajo de su último viaje a Panamá para obsequiarles a sus parientes.

Puede ver: ‘Loco Jeanpierre’ asaltó clientas y empleadas de una peluquería

Luego bajaron muy tranquilos y tuvieron tiempo de robar de recepción el DVR de las cámaras de seguridad y la computadora donde estaría almacenado las imágenes del ingreso y salida de los ladrones. También el mouse y cables.

Tras el cuantioso robo cometido por varios delincuentes al departamento de un diplomático, de donde sustrajeron 13 mil dólares, joyas de oro, colección de relojes y documentos importantes, las sospechas recaen en los anteriores miembros de seguridad, que dejaron de laborar hace unas semanas en el recinto.

Puede ver: 200 policías atrapan a clan familiar ‘Los TNT del norte chico’

Esto porque los ladrones no usaron la violencia, pues contaban con llave de la puerta principal del edificio, ubicado en pleno corazón de San Isidro.



También lee: