El venezolano Gabriel Camacho Martínez (18) fue atrapado por los policías de la comisaría de Caja de Agua, por extorsionar a un menor de 14 años. (foto: Mónica Rochabrum/Trome)
El venezolano Gabriel Camacho Martínez (18) fue atrapado por los policías de la comisaría de Caja de Agua, por extorsionar a un menor de 14 años. (foto: Mónica Rochabrum/Trome)

El venezolano Gabriel Camacho Martínez (18), ‘Bob Patiño’, fue atrapado por los policías de la comisaría de Caja de Agua, por extorsionar a un menor de 14 años, en .

“El adolescente fue presionado con llamadas extorsivas por un extranjero para que entregue una suma de dinero a cambio de recibir información en qué lugar estaba su madre, que se encuentra desaparecida desde anoche. En la segunda vez que lo llamaron fue a denunciar en la comisaría de Caja de Agua y los policías acudieron a la cita para atraparlo, pero este sujeto acuchilló por la espalda a uno de los agentes. finalmente fue reducido y atrapado”, informó el coronel PNP Manuel Tafur, jefe de la División Policial Este 1.

Puede ver: ‘Robacasas del Agustino’ fugan en auto, chocan y los atrapan
El venezolano Gabriel Camacho Martínez (18) fue atrapado por los policías de la comisaría de Caja de Agua, por extorsionar a un menor de 14 años. (foto: Mónica Rochabrum/Trome)
El venezolano Gabriel Camacho Martínez (18) fue atrapado por los policías de la comisaría de Caja de Agua, por extorsionar a un menor de 14 años. (foto: Mónica Rochabrum/Trome)
El venezolano Gabriel Camacho Martínez (18) fue atrapado por los policías de la comisaría de Caja de Agua, por extorsionar a un menor de 14 años. (foto: Mónica Rochabrum/Trome)
El venezolano Gabriel Camacho Martínez (18) fue atrapado por los policías de la comisaría de Caja de Agua, por extorsionar a un menor de 14 años. (foto: Mónica Rochabrum/Trome)

El agraviado contó a la policía que logró darle en total, 60 soles, al sujeto, y en la tercera vez le exigió 50 soles.

Puede ver: Sujeto con 13 denuncias es atrapado por robar en una pizzeria

El agente herido fue trasladado a un hospital. El venezolano fue trasladado a la comisaría. Se investiga este extraño secuestro.



Los atacan a balazos a la misma hora

Los sicarios actúan a plena luz del día y sin temor a ser atrapados. A la misma hora y a tan solo unas cuadras, que se encontraba al volante del auto que alquilaba, en .

Eran las 12:30 de la tarde. Johnny Mayta, había llegado en la camioneta, de propiedad de su hermano Moisés Mayta, marca Honda guinda de placa B3E-071 al taller de mecánica de su confianza, ubicado en la calle Mármol 150, en urbanización La Huayrona, para hacer un mantenimiento. Se bajó del vehículo y se encontró con el mecánico Frank Amaro Freitas Sánchez (27), con quien caminó hacia la parte delantera de la camioneta y abrió el capot. Le explicaba algún desperfecto cuando dos sicarios, altos y delgados, cruzaron la pista sorteando los autos, y se acercaron a la víctima. A corta distancia le descerrajaron seis balazos, que le provocó la muerte en forma instantánea. El joven trabajador fue herido en ambas piernas. Fue auxiliado por sus compañeros a la clínica San Juan Bautista.

Era buscado por tráfico de terrenos

La víctima era buscado por la policía por pertenecer al clan familiar ‘Los Maytas de Campoy’, que la mayoría de sus integrantes fueron intervenidos en el año 2015 y se les decomisó armas, municiones y sobre todo un cuaderno en el que existían los registros de cobro de cupos. Según se supo, podrían cobrar hasta 300 mil soles diarios por su ilícita actividad. Desde aquella época, Johnny Mayta, era intensamente buscado y fue incluido en la lista de los más buscados en el año 2016.

David Mayta Rivas, hermano de la víctima, y uno de sus hijos, llegaron al lugar del ataque y al identificar a la víctima, protagonizaron fuertes escenas de dolor. Optaron por mantener todo en reserva y evitaron hablar con la prensa.

Sicarios atacan a taxista en auto

A la misma hora, en la cuadra 34 de la avenida Próceres de la Independencia, sector de Santa Elizabeth, el venezolano Juan Carlos de los Santos Figueroa (33), fue atacado sin piedad por dos sicarios, que le dispararon 21 veces, directamente en el lado del conductor. La víctima murió sentado al volante del auto Nissan color guinda de placa D4G-398, en sentido de San Juan de Lurigancho hacia Lima. Esto fue frente a un taller de mecánica, donde el extranjero pensaba hacer revisar el auto que alquilaba.


También lee: