Una mujer ingresó a una botica para ponerse una inyección e instantes después, junto con su pareja, asaltaron el negocio.
Una mujer ingresó a una botica para ponerse una inyección e instantes después, junto con su pareja, asaltaron el negocio.

Una mujer, que con engaños de aplicarse una inyección anticonceptiva, ingresó a una botica, asaltó el negocio con su pareja, en

Jhan Guerrero (22), dueño de la botica ‘Jhan Farma’, contó que estaba atendiendo en el local cuando la fémina preguntó por las inyecciones anticonceptivas de uno y tres meses.

Puede ver: Encañonan a papito, con bebé en brazos, y asaltan local
Una mujer ingresó a una botica para ponerse una inyección e instantes después, junto con su pareja, asaltaron el negocio.
Una mujer ingresó a una botica para ponerse una inyección e instantes después, junto con su pareja, asaltaron el negocio.
Una mujer ingresó a una botica para ponerse una inyección e instantes después, junto con su pareja, asaltaron el negocio.
Una mujer ingresó a una botica para ponerse una inyección e instantes después, junto con su pareja, asaltaron el negocio.
Una mujer ingresó a una botica para ponerse una inyección e instantes después, junto con su pareja, asaltaron el negocio.
Una mujer ingresó a una botica para ponerse una inyección e instantes después, junto con su pareja, asaltaron el negocio.

“Salió del local y luego regresó y me dijo que su pareja quería que se ponga la inyección anticonceptiva de tres meses y la prepare. Abrí la puerta para que ingrese y detrás de ella entró su pareja y me encañonó. Me gritó : “¡Ya pediste, ya perdiste. Dame todo el dinero!” mientas me apuntaba con la pistola en el pecho. Ella sacó dinero de la caja y del agente bancario y lo metió en su cartera”, contó.

Puede ver: Finge discapacidad y roba cajita con dinero de mercado

Ambos salieron corriendo y subieron a un mototaxi, torito, que los esperaba en la esquina.

Una mujer ingresó a una botica para ponerse una inyección e instantes después, junto con su pareja, asaltaron el negocio.
Una mujer ingresó a una botica para ponerse una inyección e instantes después, junto con su pareja, asaltaron el negocio.

“Esta es la primera vez que asaltan el local. A todos los otros negocios han asaltado. Incluso hace unos días robaron en una distribuidora a una cuadra de la botica. Llamamos a la policía y no han venido”, sostuvo el joven emprendedor, quien abrió el negocio hace un año.


Ratero roba casita de juguete de niña enfermita


La madre de familia Elsa Cabanillas Calderón (39), denunció que de apenas 1 año y medio, que padece de una enfermedad congénita. Esto ocurrió en

“Mi hijita nació con ‘síndrome de Starge Weber’ (malformación cerebro vascular) que la hace convulsionar. Tiene fiebre muy alta y otras complicaciones. Ella no puede jugar como otros niños de su edad. Gente caritativa me donan ropita y juguetes para que se entretenga en la casa porque además no puede contraer ninguna enfermedad porque su situación empeoraría y podría morir”, dijo la madre de familia.

El martes llevó a su niña de emergencia al hospital del niño de Breña, y tuvo que quedarse a dormir. Al día siguiente regresó a su casa, en Campoy, y se dio con la terrible noticia que le robaron la casa que le fue donada.

“En esa casita jugaba mi niña porque no puede salir a la calle a jugar como otros niños. Por favor, quiero que me la devuelvan. Es lo único con lo que que jugaba mi pequeña”, imploró la madre de familia, quien tiene otros dos hijos. “No tengo dinero. Antes de la pandemia trabajaba como operadora en central de monitoreo en una municipalidad. No puedo trabajar por atender día y noche a mi niña. Necesito de apoyo de la gente de buen corazón. Hay medicinas que no cubre el seguro y debo conseguirlas para darle a mi hijita”, sostuvo.


Masacran a chiquillo por asaltar a tres personas

Hacía de las suyas hasta que acabó desnudo y en el suelo. El , en . Este sería de la banda ‘Los Malditos de Maracaibo’.

La agraviada contó que estaba llegando a su casa, en urbanización Los Jardines de San Vicente, y fue interceptada por tres rateros que bajaron de un mototaxi.

“Me robaron celular y cartera. Pedí ayuda a gritos y los vecinos salieron de sus casas. Corretearon a los rateros y atraparon a uno de ellos”, explicó la agraviada.

Este presunto ladrón extranjero fue atacado a patadas y puñetes, enseguida lo desnudaron y continuaron golpeándolo. “Maldito ratero, eso te pasa por estar robando”, gritaron enfurecidos algunos vecinos. Pero no solo eso sino que además quemaron una moto lineal, que también era usada para asaltar.

Sus cómplices, que inicialmente escaparon, regresaron para amenazar a los moradores y también fueron atrapados. Todos fueron intervenidos por los policías de la comisaría de La Huayrona.


También lee: