Un niño de seis años murió al incendiarse la casita donde vivía con sus tres hermanitas y su abuelita, que se dedicaba a reciclar objetos en las calles. (foto: Joel Alonzo/GEC)
Un niño de seis años murió al incendiarse la casita donde vivía con sus tres hermanitas y su abuelita, que se dedicaba a reciclar objetos en las calles. (foto: Joel Alonzo/GEC)

La tragedia ocurrió en en la madrugada en la mz. F en el asentamiento humano Cruz de Motupe.

Según versión de los vecinos, los cuatro hermanitos se quedaban encerrados en la vivienda, que desde hace algunas semanas no tenía agua ni luz. Los pequeños se alumbraban con una vela encendida que la anciana les dejaba antes de salir por las noches para reciclar productos que luego guardaba en su mismo predio. Al parecer, la vela colocada en la cabecera de la cama, cayó al colchón y se prendió.

Puede ver: Atrapan a ‘Magno’ con 38 kilos de marihuana
Un niño de seis años murió al incendiarse la casita donde vivía con sus tres hermanitas y su abuelita, que se dedicaba a reciclar objetos en las calles. (foto: Joel Alonzo/GEC)
Un niño de seis años murió al incendiarse la casita donde vivía con sus tres hermanitas y su abuelita, que se dedicaba a reciclar objetos en las calles. (foto: Joel Alonzo/GEC)

La hermanita mayor de 12 años, que tiene una condición especial, sacó a sus dos hermanitas pequeñas y gritó para que ‘Thiago’ salga de la casa y él nunca salió. Las llamas lo envolvieron en su misma habitación.

Los vecinos alarmados por los gritos de las hermanitas, salieron de sus casas y llamaron a los bomberos y policías.

Casa llena de objetos reciclados e inflamables

Los ‘hombres de rojo’ llegaron al lugar y trabajaron arduamente durante cinco horas para sofocar las llamas, pues la vivienda estaba llena de cosas recicladas que la misma abuelita recolectaba. Cerca de las seis de la mañana encontraron el cuerpecito inerte del pequeño en un rincón del dormitorio.

“Su abuelita los dejaba encerrados para salir a reciclar cosas en la calle. Nosotros, los vecinos, les dábamos de comer y los vestíamos. Hace poco le celebramos el cumpleaños al pequeño. Es una pena. Siempre le decíamos a la abuelita que saque esos productos que eran dañinos y peligrosos y nunca nos hacía caso. Esos niños andaban sucios y con hambre. No les daban de comer. Nosotros los vecinos nos turnábamos para darles los alimentos y algo de ropita”, contó muy triste una vecina.

Puede ver: Delincuentes ingresan a hostal y asaltan empresario a golpes
Un niño de seis años murió al incendiarse la casita donde vivía con sus tres hermanitas y su abuelita, que se dedicaba a reciclar objetos en las calles. (foto: Joel Alonzo/GEC)
Un niño de seis años murió al incendiarse la casita donde vivía con sus tres hermanitas y su abuelita, que se dedicaba a reciclar objetos en las calles. (foto: Joel Alonzo/GEC)

Los policías de la comisaría del sector y el fiscal de turno llegaron al lugar de la tragedia para iniciar las diligencias del levantamiento del cadáver.

Entre tanto, todos los vecinos se unieron y realizaron una colecta para darle cristiana sepultura al pequeño ‘Thiago’. “Pedimos ayuda al Ministerio de la Mujer para que velen por las hermanitas de ‘Thiago’ que están prácticamente abandonadas en esa casa”, dijeron.


Matan a hermanos a cuchilladas

De varias cuchilladas fueron con quienes primero bebían licor y luego discutieron violentamente, en

El ataque fue a las 2 de la madrugada cerca de la avenida Central, en el asentamiento Humano Cruz de Motupe, sector de Mariscal Cáceres ocurrió.

“Mi hermano Jesús estaba tomando con Diego (Diego Armando Díaz Pantoja) en su casa y en la madrugada Renzo fue a buscarlo y a sacarlo de esa casa. Discutieron con Diego y mis dos hermanos salieron abrazados. Este sujeto los correteó y acuchilló por la espalda. Jesús murió cuando trataba de huir. Quedó tendido en la vía pública y Renzo fue trasladado al hospital por mi sobrino. Pero murió cuando iban a atenderlo. El asesino escapó”, sostuvo llorando Judith Espejo, hermana de ambas víctimas.

Jesús Martín Espejo, trabajaba vendiendo pollo en el mercado. Renzo, laboraba en una empresa dedicada a vender abono.