Fémina pasará nueve meses de prisión preventiva en un penal por tentativa de parricidio.
Fémina pasará nueve meses de prisión preventiva en un penal por tentativa de parricidio.

Daysi Ahuanari Vargas (21), quien golpeó a su bebita de 1 año y medio e intentó asfixiarla con una almohada, en , pasará nueve meses de prisión preventiva en el penal de mujeres.

La fémina, detenida por detectives de Depincri San Juan de Lurigancho, al mando del comandante PNP Jorge Mendoza, en el hostal ‘La Posada’, grabó los ataques e intento de parricidio. Enseguida mandó los videos de la agresión a su expareja (padre de la bebé) en venganza porque inició una relación sentimental con otra mujer.

Puede ver. Robos en manada: Una nueva amenaza que se multiplica

Afortunadamente, el padre de la bebé comunicó del hecho a la policía y ellos acudieron en ayuda de la niñita. Así atraparon a su madre y la llevaron a la sede policial.

Ella fue derivada a la fiscalía por el delito de tentativa de parricidio. Horas más tarde, se decidió su suerte. será trasladada en las próximas horas a un penal de mujeres.

Puede ver: Joven asesinada por sicario era madre de familia venezolana

Intenta asfixiar hijita, la graba y manda video a su ex

en .

La mujer hizo un video de los maltratos y se lo mandó al padre de la niña. Esto en venganza porque él inició otra relación sentimental con otra mujer. El hombre denunció el hecho a los policías de Depincri San Juan de Lurigancho 1, y los agentes atraparon a la mujer en el hospedaje ‘La Posada’, en Mariscal Cáceres, donde se recuperó a la bebé.

“La fémina intentó matar a su hijita, de 1 año y 7 meses. Los policías la rescataron y la madre fue trasladada a la sede policial y sería denunciada por maltrato físico a su hija y tentativa de parricidio”, informó el coronel PNP Charles Infante, jefe de la División Policial Este 1.


Iba al trabajo y terminaba robando productos incautados

Agentes de la comisaría de Canto Rey , en .

Uno de los empleados se percató de este hurto y comunicó del hecho a los policías de la comisaría de Canto Rey. Hicieron un trabajo de inteligencia y lo descubrieron con un saco y una caja llena de cargadores e implementos para celulares de alta gama cuando iba a salir del local, ubicado en calle Los Ciruelos 672.

Se indicó que este mal empleado robó en varias oportunidades mercadería de este recinto aprovechando su condición de trabajador administrativo de la Oficina de Bienes Incautados de la Fiscalía de la Nación.


También lee: