Iván Vásquez (45) estaba descansando cuando tocaron insistentemente la puerta. Salió a abrir y fue atacado a balazos por un sicario, en San Juan de Miraflores. (foto: Mónica Rochabrum/TROME)
Iván Vásquez (45) estaba descansando cuando tocaron insistentemente la puerta. Salió a abrir y fue atacado a balazos por un sicario, en San Juan de Miraflores. (foto: Mónica Rochabrum/TROME)

Intentan silenciarlos para que dejen de exigir justicia Un sicario tocó la puerta de una casa y al ver salir a un joven lo atacó a balazos. Logró herirlo. Esto lo hizo para amedrentarlo y evitar que su familia siga pidiendo justicia y una sentencia justa para el asesino de su hermana Sandra Vásquez Corzo (36), quien fue victimada por su pareja, en.

El cobarde ataque fue a las 11 de la noche en la avenida Edilberto Ramos mz. M en el sector de Pamplona Alta. El pistolero llegó a la casa y tocó insistentemente la puerta. Del interior de la vivienda familiar, Iván Vásquez Corzo (45), se había despertado y mientras avanzaba hacia la puerta preguntó ¿Quién es? y le contestaron de la calle “¡Soy Fernando!, tu vecino”.

Puede ver: ‘Los Rápidos y Furiosos de San John’ eran terror de jovencitas
Iván Vásquez (45) estaba descansando cuando tocaron insistentemente la puerta. Salió a abrir y fue atacado a balazos por un sicario, en San Juan de Miraflores. (foto: Mónica Rochabrum/TROME)
Iván Vásquez (45) estaba descansando cuando tocaron insistentemente la puerta. Salió a abrir y fue atacado a balazos por un sicario, en San Juan de Miraflores. (foto: Mónica Rochabrum/TROME)

Perritos salieron ilesos del ataque

Al trabajador, que labora en el área de cocina en una empresa, no le pareció nada extraño pues Fernando es su vecino y pensó que tal vez necesitaba algo de urgencia. Sin miedo abrió la puerta y de inmediato vio que un hombre metió la mano por la reja y disparó varias veces. Él corrió por la sala para ponerse a buen recaudo y trató de esconderse detrás de un mueble, pero fue alcanzado por dos impactos de bala que lo hirieron en la pierna y pie izquierdo. Sus mascotas, un perro Rotweiller llamado ‘Tyson’, y la perrita mestiza ‘Akira’ se salvaron de los feroces ataques del sicario. Ambos resultaron ilesos.

Iván Vásquez (45) estaba descansando cuando tocaron insistentemente la puerta. Salió a abrir y fue atacado a balazos por un sicario, en San Juan de Miraflores. (foto: Mónica Rochabrum/TROME)
Iván Vásquez (45) estaba descansando cuando tocaron insistentemente la puerta. Salió a abrir y fue atacado a balazos por un sicario, en San Juan de Miraflores. (foto: Mónica Rochabrum/TROME)

“Mi hermano estaba descansando cuando tocaron insistentemente la puerta. Salió a abrir y fue atacado. Estamos seguros que la familia de Wilber Flores Montalvo, sujeto que asesinó a mi hermana Sandra Vásquez (36), a cuchilladas, mandó el sicario porque ya se va a cumplir nueve meses de la prisión preventiva del asesino y podría salir libre porque no hay sentencia”, contó con temor uno de sus parientes.

Puede ver: Policía muere atropellado por bus frente al cementerio
Iván Vásquez (45) estaba descansando cuando tocaron insistentemente la puerta. Salió a abrir y fue atacado a balazos por un sicario, en San Juan de Miraflores. (foto: Mónica Rochabrum/TROME)
Iván Vásquez (45) estaba descansando cuando tocaron insistentemente la puerta. Salió a abrir y fue atacado a balazos por un sicario, en San Juan de Miraflores. (foto: Mónica Rochabrum/TROME)

El atacante escapó corriendo rumbo hacia pista nueva. El herido fue trasladado por sus parientes al hospital María Auxiliadora, donde horas más tarde, fue dado de alta. Pudo regresar a su vivienda.

Se suspendió reconstrucción por amenazas a los deudos

Los familiares indicaron que el 24 de agosto se iba a realizar la reconstrucción del feminicidio de la madre de familia Sandra Vásquez Corzo (36), ocurrido en un cuarto que alquilaba su pareja Wilber Flores Montalvo, a escasos metros de la vivienda de la familia de ella. Pero llegaron los familiares del presunto autor y amenazaron a los deudos porque exigieron con carteles que se haga justicia y empiece el juicio, pero que sobre todo salga una sentencia para el presunto feminicida. Dicha diligencia judicial fue suspendida porque no habían garantías para que sea realizada.



Así informó TROME sobre el feminicidio


La joven madre de familia Guadalupe Sandra Vásquez Corzo (36) había trabajado arduamente vendiendo ceviche todo el día. Su pareja , en .

‘Lupe’, como cariñosamente llamaban a la madre de familia, preparó ceviche para una actividad que realizó en su casa en la avenida Edilberto Ramos mz. M lote 15, en el sector de Pamplona Alta. Sus familiares y amigos asistieron a su evento y todo había salido muy bien. Había sacado un dinerito y tenía planeado realizar otro evento en unas semanas. Antes del ‘toque de queda’ terminó el evento y los asistentes se retiraron. Ella se fue a dormir con sus hijas de 19 y 15 años.

Pero a las 11 de la noche, su pareja que decía llamarse Wilber Flores, fue ebrio, la llamó a su celular y la sacó de la casa. “Mi cuñada preparó su cevichada y estaba vendiendo todo el día en su casa. Su pareja se la llevó a las 11 de la noche a su cuarto, que tiene a tres cuadras, y empezaron a tomar licor con una amiga de ella. A las 12 de la noche, los tres estaban en la sala tomando y la amiga se fue al baño. Al salir, vio que ‘Lupe’ estaba sentadita en un muro y con las piernas ensangrentadas. La bajaron del segundo piso para auxiliarla y llevarla al hospital, pero se demoraron y cuando estaban cerca, ella murió”, contó Jackeline Ayaucan Bendezú (34), cuñada de ‘Lupe’.

El violento sujeto, que labora vendiendo accesorios de celulares, fue detenido en el hospital María Auxiliadora. Dio hasta cinco identidades diferentes y más tarde, los detectives de Depincri San Juan de Miraflores, descubrieron que nunca había sacado documento de identidad. Dijo llamarse Edwin Tapia Montalvan (42), y quedó detenido en dicha sede policial.

“Mi cuñada lo ayudaba a trabajar, ellos tenían un año y medio de relación sentimental. Él venía a la casa a compartir con la familia, todos lo conocíamos. En mala hora vino a sacarla de la casa. Ella era muy trabajadora. Vendía comida en su casa y hacía sus actividades”, dijo.



También lee: