Estos son los delincuentes que en asalto a una casa de apuestas tomaron como rehenes a una madre, su hija de 7 años y a un cliente.(Foto: PNP)
Estos son los delincuentes que en asalto a una casa de apuestas tomaron como rehenes a una madre, su hija de 7 años y a un cliente.(Foto: PNP)

Minutos de terror vivieron una madre, su hija y un cliente al haber sido tomados como rehenes por tres delincuentes armados durante un asalto a una casa de apuestas en el distrito de San Martín de Porres, quienes se atrincheraron al sentirse descubiertos por los agentes antirrobos de la Dirincri. Los detectives tuvieron que romper la puerta del establecimiento comercial para rescatar a las víctimas y capturar a dos hampones.

MIRA: Comas: Policía frustra robo en cajero automático y detiene a dos sujetos
PNP asalto en SMP

El frustrado atraco ocurrió a las 11: 50 a.m. en la casa de apuesta Imperio, ubicada en la avenida 12 de Octubre. Fueron cuatro hampones que llegaron en un auto, tres de ellos, armados, irrumpieron en el local, encañonaron a la trabajadora que estaba con su hija de 7 años y a un cliente.

Cuando se disponían a arrebatar las pertenencias de valor a las víctimas, agentes de la División de Investigación de Robos de la Dirincri se percataron del atraco y procedieron a intervenir.

Los criminales advirtieron la presencia policial. Dos de ellos, que estaban cerca de la puerta, lograron fugar pero otros dos al sentirse perdidos cerraron la puerta del local y se atrincheraron en el lugar.

Los policías ordenaban a los sujetos a entregarse pero estos últimos tomaron como escudo humano a la menor, lo que generó más pánico.

Así transcurrieron más de 30 minutos. Los detectives trataban de persuadir a los delincuentes a desistir de su hecho criminal. Ante su negativa, realizaron disparos al aire y finalmente violentaron la puerta e ingresaron al local.

En el acto, los hampones fueron desarmados y reducidos. La madre y su hija sufrieron un shock nervioso por lo ocurrido y fueron asistidas por los policías.

El comandante Jesús Pizarro Infante, encargado de la intervención, declaró a la prensa que los detenidos eran peruanos y que habrían participado en complicidad con venezolanos.