Agentes de la División de Estafas de la Dirincri indicaron que los jóvenes utilizaban hasta tres prendas íntimas para tapar los equipos. (Foto: 24 Horas)
Agentes de la División de Estafas de la Dirincri indicaron que los jóvenes utilizaban hasta tres prendas íntimas para tapar los equipos. (Foto: 24 Horas)

Dos jóvenes que rendían un examen de admisión en el Centro Preuniversitario de San Marcos, que da acceso directo a una vacante en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (), fueron descubiertos por la Policía tras recibir las respuestas de la prueba a través de sofisticados equipos colocados en sus prendas íntimas.

El noticiero 24 Horas indicó que los postulantes tenían adherido a su ropa interior un smartwatch, el cual estaba conectado a un diminuto audífono en el que recibían las respuestas y que lo habían colocado en la parte interior de su oído para hacerlo imperceptible.

Agentes de la División de Estafas de la Dirincri indicaron que los jóvenes utilizaban hasta tres prendas íntimas para tapar los equipos. Ellos pretendían alcanzar una vacante en las carreras de Medicina e Ingeniería Biomédica.

En el informe periodístico se indicó que la organización criminal que opera durante los exámenes de admisión en universidades públicas cobraba hasta 3 mil dólares por brindar las respuestas de las pruebas.

La Policía detalló que los intervenidos revelaron que fueron abordados por los integrantes de la banda criminal en el momento que se inscribían en la Cepre San Marcos. Un médico especialista tuvo que retirar los diminutos audífonos, ya que existía el peligro de que una mala manipulación pudiera hacer que se introduzca más en el oído.

MÁS NOTICIAS E HISTORIAS