Un hombre de unos 35 años, lleno de tatuajes, fue asesinado a balazos y arrojado desde una camioneta a la pampa de las ruinas de Pachacámac. (foto: Mónica Rochabrum/Trome)
Un hombre de unos 35 años, lleno de tatuajes, fue asesinado a balazos y arrojado desde una camioneta a la pampa de las ruinas de Pachacámac. (foto: Mónica Rochabrum/Trome)

Un hombre de unos 35 años, lleno de tatuajes, fue asesinado a balazos y arrojado desde una camioneta a la pampa de las ruinas de Pachacámac, en

La víctima, que presentaba orificios de bala en la nuca, cuyos proyectiles salieron por el cuello, habría sido arrojado en la madrugada desde una camioneta frente a la puerta principal del museo de Pachacámac y a un lado de la antigua panamericana sur.

Puede ver: Sicarios atacan de 12 balazos a taxista ¡Y vive!
Un hombre de unos 35 años, lleno de tatuajes, fue asesinado a balazos y arrojado desde una camioneta a la pampa de las ruinas de Pachacámac. (foto: Mónica Rochabrum/Trome)
Un hombre de unos 35 años, lleno de tatuajes, fue asesinado a balazos y arrojado desde una camioneta a la pampa de las ruinas de Pachacámac. (foto: Mónica Rochabrum/Trome)

A las 6:30 de la mañana fue descubierto por serenos de Lurín, que patrullaban la zona. Estaba completamente desnudo en posición de cubito ventral (boca abajo).

El occiso tenía tatuajes tribales en ambos brazos. Una figura grande de ´leopardo’ en el lado derecho de la espalda y otro de la ‘Dama de la Justicia’, en el lado izquierdo.

Además tenía una frase tatuada en el tórax que decía “Dios da las peores batalles a sus mejores jugadores”.

Puede ver: Sicarios lo corretean a balazos y vive de milagro

Lo marcaron con una navaja

Pero lo que llamó la atención de los policías y peritos de criminalística era que además presentaba una inscripción hecha con una navaja en el lado izquierdo del abdomen que decía: ‘Mujer’, que significaría que el crimen habría sido por cuestiones sentimentales.

También tenía un enorme tatuaje en forma de pluma en la mano derecha, desde la muñeca hasta el dedo meñique y otro en el muslo hasta la rodilla derecha.

Un hombre de unos 35 años, lleno de tatuajes, fue asesinado a balazos y arrojado desde una camioneta a la pampa de las ruinas de Pachacámac. (foto: Mónica Rochabrum/Trome)
Un hombre de unos 35 años, lleno de tatuajes, fue asesinado a balazos y arrojado desde una camioneta a la pampa de las ruinas de Pachacámac. (foto: Mónica Rochabrum/Trome)

Policías de Depincri Villa El Salvador y peritos de criminalística llegaron al lugar y realizaron las diligencias de rigor. Intentaron identificarlo mediante huella dactilar, pero no lo consiguieron.

Cerca de las 11 de la mañana, el fiscal de turno, ordenó que el cadáver sea derivado a la Morgue Central de Lima, e internado como ‘NN’ por carecer de identidad. Se espera que algún familiar acuda a dicha sede para identificarlo.


Lo matan en auto de lujo


A plena luz el día y delante de varios transeúntes, un hombre de 47 años, fue , en .

La víctima es Willian Holden Becerra Ortiz (47), estaba al volante del auto Audi color azul metálico de placa BCL-464 en la cuadra 74 de la avenida Pachacútec, cuando fue sorprendido a tiros por los desconocidos, que luego escaparon en una moto lineal.

Su muerte fue instantánea. Nada pudieron hacer los testigos del cruel ataque. Solo llamaron a los policías de la comisaría del sector, quienes llegaron a la zona y cercaron la escena con cinta amarilla.

Horas después, peritos de criminalística y el fiscal de turno llegaron a la zona y realizaron las diligencias de rigor.


Matan empresario

Cuando estaba a punto de cerrar su negocio, el , en . El ratero robó cinco mil soles de las ganancias y tarjetas de crédito.

Eran las 6:30 de la tarde, Valerio Núñez y su esposa se alistaban para cerrar el local, ubicado en parque industrial a media cuadra de la cuadra 67 de la avenida Pachacútec, pues deseaban irse rápido a casa para encontrarse con sus hijos con quienes iban a ir a cenar.

De pronto, una moto lineal se detuvo a unos metros del local comercial y un hampón venezolano bajó y desenfundó una pistola. Ingresó al recinto y le apuntó en la cabeza a la madre de familia mientras le exigía que le entregue todo el dinero que habían recaudado de las ventas de muebles.


También lee: