Delincuentes venezolanos arrojaron al suelo a una próspera empresaria para robarle su cartera con dinero, celulares y tarjetas de crédito, en Villa El Salvador.  (foto: TROME)
Delincuentes venezolanos arrojaron al suelo a una próspera empresaria para robarle su cartera con dinero, celulares y tarjetas de crédito, en Villa El Salvador. (foto: TROME)

La ola delictiva sigue imparable. En la puerta de su negocio, delincuentes venezolanos arrojaron al suelo a una próspera empresaria para robarle su cartera con dinero, celulares y tarjetas de crédito, en .

A las 6:30 de la tarde, la empresaria del rubro de muebles de acero, Mercedes Orbegoso Vásquez (45), contó que salió de su local ‘La Magia del acero’, ubicado en calle Los Diseñadores en Parque industrial, cuando vio pasar dos veces un mototaxi verde, rojo y blanco, cuyos colores característicos no son de los trimóviles de la zona. Ella iba a visitar a un cliente y luego tenía que regresar al local para la hora del cierre. Se sentía segura en la puerta de su empresa cuando de pronto, un mototaxi se detuvo a unos metros de ella y bajaron dos sujetos, que fingieron esperar a alguien.

Delincuentes venezolanos arrojaron al suelo a una próspera empresaria para robarle su cartera con dinero, celulares y tarjetas de crédito, en Villa El Salvador.  (foto: TROME)
Delincuentes venezolanos arrojaron al suelo a una próspera empresaria para robarle su cartera con dinero, celulares y tarjetas de crédito, en Villa El Salvador. (foto: TROME)
Delincuentes venezolanos arrojaron al suelo a una próspera empresaria para robarle su cartera con dinero, celulares y tarjetas de crédito, en Villa El Salvador.  (foto: TROME)
Delincuentes venezolanos arrojaron al suelo a una próspera empresaria para robarle su cartera con dinero, celulares y tarjetas de crédito, en Villa El Salvador. (foto: TROME)
Puede ver: ‘Gatilleros de Santa Rosa’ eran terror de pasajeros

Apenas la vieron la atacaron sin contemplaciones a pesar que habían varios transeúntes en la zona. “Me lanzaron al suelo y arrastraron para robarme la cartera. Tenia 800 soles, celulares, documentos y tarjetas de crédito. Me golpeé en la espalda y cabeza. Esos rateros corrieron hacia el mototaxi y fugaron. En la zona hay muchos asaltos desde las 5 de la tarde en que hay más movimiento en la zona. Solo en una semana han asaltado a cinco transeúntes, varios de ellos que se bajaron en el paradero del tren eléctrico y otros que retiraron dinero del banco”, dijo la agraviada.

Delincuentes venezolanos arrojaron al suelo a una próspera empresaria para robarle su cartera con dinero, celulares y tarjetas de crédito, en Villa El Salvador.  (foto: TROME)
Delincuentes venezolanos arrojaron al suelo a una próspera empresaria para robarle su cartera con dinero, celulares y tarjetas de crédito, en Villa El Salvador. (foto: TROME)
Puede ver: Atrapan a pareja diabólica por muerte de niñita de cinco años

Pidió a las autoridades mayor presencia policial por ser una calle poco iluminada y altamente transitada sobre todo en las noches por estar cerca del último paradero del tren eléctrico.


Otros asaltos


¡Qué horror! Delincuentes extranjeros han sembrado el terror en el distrito de . Se desplazan en grupos y asaltan con extrema violencia a sus víctimas a quienes no dudan en mutilar para salirse con la suya. Este es el caso del con un gancho amarrado a un palo.

Los familiares del trabajador contaron que Ricardo Briceño, se fue al chifa a comprar su menú y luego a una farmacia para conseguir una pastilla para el dolor del brazo. Estaba regresando a su casa, por la cuadra 11 de la avenida Juan Velasco Alvarado, cuando fue interceptado por cuatro delincuentes venezolanos, quienes lo rodearon sin dar opción a que pueda escapar.

Lo golpearon para que les entregue los 80 soles que tenía, pero como el agraviado se resistió, le metieron un palo (con un gancho en la punta) a la boca y la engancharon en la lengua. Le destrozaron la mitad de la lengua. Le hicieron eso para que no grite ni pida ayuda. Mi tío vino ensangrentado a la casa y lo llevamos al hospital, pero no lo quisieron atender. Reclamamos y lo aceptaron, pero lo tuvieron sin medicamentos varias horas y sentado en una silla”, dijo su sobrina Judith Gonzales (27).


También lee: