Villa El Salvador: Sicarios contratados por abogado mataron a mujer de 6 balazos para no pagar deuda de 50 mil soles

‘El Trujillano’ y ‘Gringo’ fueron contratados por abogado que no quería pagar 50 mil dólares y 32 mil soles a comerciante. Policía realizó reconstrucción del crimen y deudos gritaron a criminales ‘malditos, se van a morir’.

Villa El Salvador
Villa El Salvador
Villa El Salvador
Villa El Salvador

¡Cayeron! Dos sicarios contratados en Trujillo para asesinar a balazos a una próspera comerciante en Villa El Salvador , fueron detenidos por tenencia ilegal de armas y microcomercialización de drogas.

La captura de Francisco Aarón Vilela Aguayo (21), ‘El Trujillano’, y Christian Smith Meza Sulca (19), ‘Gringo’, se dio en el asentamiento humano Buenos Aires de Villa, en Chorrillos, cuando se desplazaban en una moto lineal negra, de placa B5-0474.

En su poder se les encontró un revólver. Ellos pensaban salir de la Fiscalía en unos días, sin imaginar que los detectives del Depincri Chorrillos y Villa El Salvador los investigaban por el delito de homicidio por encargo, en la modalidad de sicariato.

Se descubrió que el abogado Williams Moisés Centeno Vicuña (48), actualmente detenido, fue a Trujillo y contrató a ‘El Trujillano’, y aquí en Lima a ‘Gringo’, para que asesinen a la comerciante Ciria Rosario Chuquillanqui Portocarrero (49), porque él le debía más de 50 mil dólares y 32 mil soles, que se negaba a pagarle.

SIN PIEDAD

El 18 de enero, ambos llegaron en una moto lineal al mercado Sesquicentenario, entre el pasaje de la Mz. ‘J’ en el sector 2, grupo 10. ‘El Trujillano’ bajó de la moto, corrió hacia la mujer y le disparó varias veces. Seis proyectiles le dieron en el rostro, tórax y abdomen. Luego salió corriendo y subió a la misma moto, donde lo esperaba ‘Gringo’, y fugaron. La mujer murió horas después en el hospital del distrito.

Los detectives del Depincri de Villa El Salvador y los peritos de Criminalística realizaron ayer la reconstrucción del asesinato por encargo. “¡Malditos, se van a morir!”, gritaron los deudos y comerciantes a los criminales, que sonreían y se mostraban despreocupados en la diligencia policial. Se supo que el abogado pagó cinco mil soles a ‘El Trujillano’ y 300 soles a su amigo.

Ir a portada