El terrorista Abimael Guzmán estaba recluido y cumplía cadena perpetua en el Centro de Reclusión de Máxima Seguridad de la Base Naval del Callao. (Agencias)
El terrorista Abimael Guzmán estaba recluido y cumplía cadena perpetua en el Centro de Reclusión de Máxima Seguridad de la Base Naval del Callao. (Agencias)

La congresista Janet Rivas Chacara (Perú Libre) se mostró en contra de los proyectos de ley relacionados al destino de los restos del cabecilla de Sendero Luminoso, fallecido el pasado 11 de abril en la Base Naval del Callao.

Durante su intervención en el debate en el Pleno, indicó que votará en contra de las propuestas que se presentaron, pues tiene la convicción de que todos los seres humanos merecen ser sepultados.

“Soy cristiana y tengo la convicción de que todos los peruanos, seres humanos merecemos una cristiana sepultura. El desmerecimiento de esto solo depende de Dios. No estoy de acuerdo y votaré en contra”, indicó Rivas Chacara.

La parlamentaria también aclaró que votar en contra de estas iniciativas no la hacen terrorista. “Si esto se tratara de Alberto Fujimori votaría en contra y esto no significaría que sea fujimorista”, sentenció.

Janet Rivas

En tanto, el vocero de la bancada de Perú Libre, Waldemar Cerrón, indicó que de aprobarse de esta norma, su aplicación sería “inviable constitucionalmente”, ya que “violenta los principios básicos del estado de derecho”.

Asimismo, refirió que la iniciativa legislativa “tiene nombre propio” y la Constitución Política no ampara el abuso del derecho, por lo que pidió incluir a los condenados por delitos de lesa humanidad y esterilizaciones.

“Si se va a aprobar, que se extienda en el texto a genocidios, torturas, desapariciones forzadas, esterilizaciones, así como las violaciones y las esterilizaciones. Ese es un derecho para todos los peruanos. Todo aquel u atenta contra la lesa humanidad debe ser tratado de la misma manera”, expresó.

Cabe indicar que el proyecto presentado por Echaíz pasó a un cuarto intermedio, a fin de elaborar un texto sustitutorio. El proyecto inicial detalla que “el Ministerio de Justicia es el responsable de recibir el cadáver, su cremación y del destino final de los restos que tendrá el carácter de secreto”.

También precisa que “el acto de cremación se llevará a cabo dentro de las 24 horas siguientes a la entrega del cadáver y en presencia de un representante del Ministerio Público para los fines de identificación”.