El libro ‘Plata como cancha’, del periodista Christopher Acosta, ha causado gran controversia por todos los ‘destapes’ que ha dado a conocer sobre la vida de . no solo se reveló tener una cuantiosa fortuna con la que ha podido adquirir propiedades como la de Madrid, , sino también cómo llegó a obtener el poder que ahora posee gracias a algunos arreglos extrajudiciales por el que denuncias y juicios siempre eran archivados o quedaban en el olvido.

PUEDES LEER: “Si Acuña no fuera rico estaría -muy probablemente- preso”, dice autor de ‘Plata como cancha’ | ENTREVISTA

Hoy, Acosta reveló que Acuña instaló su primera academia en una casona de Trujillo que dejó de pagar el alquiler a los tres meses de arriendo. “Él instala la academia de ingeniería en un local que mantiene impago durante tres años. Él alquila una casona colonial en el centro de Trujillo, luego de pagar los primeros meses se apropia de la casona y la hace funcionar tres años. Solamente puede ser echado por resolución judicial. Una de las fortunas más grandes del país se fundó en un local alquilado impago”.

12 AÑOS EN LA UNIVERSIDAD

Otro de los detalles que se puede leer en ‘Plata como cancha’ es el paso de Acuña por la Universidad Nacional de Trujillo. El periodista se pregunta “cómo es que consiguió una vacante en la universidad, por qué estuvo 12 años en la universidad. Por qué hay tantas dudas con respecto a sus notas. Si aprobó la tesis o no. Por qué fue aprobado y luego desaprobado. Toda esa información tiene más de 25 o 30 años y eso hace que sea muy difícil acceder a ella, más aún en pandemia”.

“Con un exdecano de la Facultad de Química asegurando que el señor nunca acabó la universidad y consiguió el título de manera irregular. Por cada una de las instituciones educativas por donde Acuña pasó ha dejado siempre una estela de dudas”, agregó

'Plata como cancha', el libro que revela el modus operandi de César Acuña para evitar la justicia
'Plata como cancha', el libro que revela el modus operandi de César Acuña para evitar la justicia

LA ENTREVISTA

Christopher, una persona que lo ha conseguido todo, ¿por qué busca el poder político?

Creo que César Acuña está seguro de que el país se merece tener un presidente como él. Seguramente serán válidos sus objetivos políticos, pero hay que tener en cuenta que más allá de si gana o no, una fortuna de su tamaño, de la naturaleza que tiene Acuña, necesita de alguna manera una protección política legal importante. Eso es lo que te da una bancada en el Congreso. No olvides que, en los inicios, la bancada de Acuña era una de las que más se oponía a la reforma universitaria porque tenía intereses importantísimos y multimillonarios que defender.

¿Es la última vez que Acuña intentará alcanzar el sillón presidencial?

Es correcto. Su entorno más cercano me ha contado para el libro que este es el último intento de César para ser presidente y que el siguiente candidato sería Richard Acuña.

¿Qué será de la vida de César Acuña a partir de entonces?

Bueno, el señor Acuña tiene 70 años y una fortuna que no va a poder gastar en lo que le queda de vida. Seguramente dedicará su vida a disfrutar de su fortuna, de su familia…

TAMBIÉN LEE: César Acuña contrató al abogado de Messi, compró el reloj de Obama y es vecino de Ramos y Modric, según libro ‘Plata como cancha’

¿Hay más por investigar?

Yo creo que sí hay más por investigar. Hay varias partes de la vida de Acuña que están pendientes de una revisión.

Es irónico que él sea el zar de la educación en nuestro país…

Eso hace irónico el tema. Porque hablamos del magnate de la educación privada con títulos profesionales bajo sospecha.