Los enfrentamientos entre Ejecutivo y Legislativo desde el inicio del gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, que derivó a su renuncia al cargo de presidente de la República, ha llegado a extremos en el que actualmente podemos decir que se está viviendo una verdadera crisis política en el que la lucha de ambos poderes no tiene cuándo acabar. Por ello, esta tarde.

Este nuevo capítulo de enfrentamientos se escribió el pasado viernes luego que el Congreso de la República archivara el proyecto de ley de adelanto de elecciones y posteriormente la presentación de Cuestión de Confianza.

¿Pero qué dice la Constitución Política del Perú ante este anuncio? El artículo 134 expresa que "el Presidente de la República está facultado para disolver el Congreso si éste ha censurado o negado su confianza a dos Consejos de Ministros".

Por lo tanto, es potestad de Martín Vizcarra anunciar la disolución del Congreso de la República. "Disuelto el Parlamento, se mantiene en funciones la Comisión Permanente, la cual no puede ser disuelta".

¿QUÉ PASA CON LOS CONGRESISTAS TRAS LA DISOLUCIÓN DEL CONGRESO?

Una vez anunciado el cierre del Congreso, los parlamentos desalojan por voluntad el congreso. En caso de no hacerlo, pueden ser retirados por la policía, siempre que sean autorizados por el presidente de la República. También pueden intervenir las Fuerzas Armadas.

Posteriormente sesiona la Comisión Permanente del Congreso y el presidente convoca a alecciones para un nuevo parlamento en los próximos cuatro meses.

Si en caso no se efectúan las elecciones en el plazo señalado, los congresistas del Parlamento disuelto se reúnen de pleno derecho, recobra sus facultades y destituye al Consejo de Ministros.