El antivoto que tienen Pedro Castillo (Perú Libre) y Keiko Fujimori (Fuerza Popular) es muy fuerte.
El antivoto que tienen Pedro Castillo (Perú Libre) y Keiko Fujimori (Fuerza Popular) es muy fuerte.

Sobre los aspirantes a la Presidencia de la República, (Perú Libre) y (Fuerza Popular), pesan muchas cosas en contra. Esto hace que su antivoto sea muy fuerte, por lo que reducirlo será un factor clave para poder imponerse en la segunda vuelta de las .

La empresa Ipsos Perú realizó dos encuestas en abril, donde se midió el antivoto. Keiko redujo el suyo en cinco puntos y el de Castillo subió tres. Sin embargo, la hija del exmandatario Alberto Fujimori, aún con la reducción, inicia la segunda vuelta con un porcentaje de rechazo superior que en los dos anteriores procesos en los que también llegó a la segunda vuelta. En el caso del candidato de Perú Libre, es la primera vez que se mide su antivoto y aún mantiene una cifra inferior a las de los candidatos del balotaje durante los últimos 20 años.

LEE: Elecciones 2021: “Ya se ven fortalezas y debilidades de candidatos”

Algunos analistas precisaron que a partir del 2016, al tener Fuerza Popular una bancada de 73 congresistas, se cosechó una identidad negativa hacia su lideresa. “Sumó al antivoto con un perfil más antikeikista, sobre todo ligado al desempeño de sus parlamentarios. Su peso en el anti es más grande por este último quinquenio”, explicó Jeffrey Radzinsky, director del Grupo Fides.

Mientras que Gonzalo Banda advirtió que el antikeikismo aún no ha mostrado todo su despliegue. “El antifujimorismo militante no se ha expresado en su totalidad, porque el miedo ante Pedro Castillo es grande, y porque aún no la ven con chance de llegar al poder”, señaló.

CASO CASTILLO

Al psicólogo social Mauricio Saravia le llama la atención la baja cifra de antivoto de Castillo, pese a toda la información negativa revelada sobre él y su entorno. “Este país no está buscando una dicotomía comunismo y anticomunismo, sino fujimorismo y antifujimorismo”, indicó.

Saravia manifestó que Castillo más pierde en el centro del país, donde se ve el incremento del blanco/viciado. “Entonces, el efecto (Vladimir) Cerrón se queda ahí, es impacto relativo, pues cambia la aguja, pero en una zona que no representa demasiado”, acotó.

La segunda vuelta electoral tendrá lugar el domingo 6 de junio. Serán más de 25 millones de peruanos que acudirán nuevamente a las urnas para elegir a quien dirigirá los destinos del país por los próximos cinco años (2021-2026). La lucha se encuentra entre Keiko Fujimori (Fuerza Popular) o Pedro Castillo (Perú Libre). (Con información de El Comercio)

TAMBIÉN: Elecciones 2021: Fuerza Popular y Perú Libre recibirán 12 millones de soles