Keiko Fujimori (Fuerza Popular) y Pedro Castillo (Perú Libre) durante el debate presidencial realizado en Arequipa.
Keiko Fujimori (Fuerza Popular) y Pedro Castillo (Perú Libre) durante el debate presidencial realizado en Arequipa.

¿Qué tan determinante pudo haber sido el debate presidencial realizado en Arequipa para la decisión de los electores? Esta es la pregunta que se hacen los peruanos, quienes este domingo 6 de junio participarán en la segunda vuelta de las , donde se enfrentan (Fuerza Popular) y (Perú Libre).

Al respecto, el analista político Jeffrey Radzinsky consideró que los debates siempre tienen un impacto; sin embargo, sostiene que el del domingo 30 de mayo fue desaprovechado por los aspirantes al ‘Sillón de Pizarro’.

LEE: Elecciones 2021: Fortalezas y debilidades de los candidatos presidenciales

“El formato tampoco contribuyó, fue largo, aburrido. En realidad, me parece que entusiasmó poco. Por el lado de Castillo se le vio sin energía. Por el lado de Fujimori, más concreta en propuestas, unas con fundamento y otras demagógicas”, explicó.

Agregó que el voto de los indecisos recién se definirá en los últimos dos días. “Lo que ha hecho el debate es reafirmar el voto blando en ambos lados. El que tenía preferencias por Castillo o por Fujimori probablemente lo ha ratificado. No ha habido dramáticamente fuerte que pueda moverlo”, manifestó.

Por su parte, Fernando Tincopa, analista político del Centro Wiñaq, Castillo enfrenta tres aspectos que podrían generar temor en el electorado. “De estar en una agrupación vinculada al terrorismo o Sendero Luminoso, su vinculación con Cerrón y su capacidad técnica para dirigir al país”, precisó.

PROPUESTAS CONCRETAS

Sobre Keiko, Tincopa dijo que si bien tuvo más propuestas concretas en el debate, no pudo desvincularse del régimen de su padre, Alberto Fujimori. “No ha aprovechado el tiempo para marcar una desvinculación. Ha seguido reiterando la justificación de las políticas de reproducción o esterilizaciones forzadas, ha justificado en gran parte la corrupción como un virus que atacó el Gobierno de su padre. Ese tipo de cosas no genera incentivos de parte de los indecisos”, explicó.

Mientras Radzinsky preciso el que Keiko firmara el ‘Juramento por la Democracia’ y pidiera perdón por los errores cometidos, es una ratificación por parte de los Vargas Llosa a su candidatura

Respecto a esto último, el analista político José Carlos Requena sostuvo que esto se debió dar unas semanas antes. “Creo que es un poco tardío, pero es una semana clave y quizás algunos votantes se sientan persuadidos por un mensaje así. De aquellos que se sentían movidos por la posición de Vargas Llosa y de las personalidades cercanas a él, pues, con el endose del señor Vargas Llosa, ya se habían sumado a los votantes de Keiko. No veo cómo se puedan sumar algunos nuevos. A mí me parece un poco extemporáneo”, enfatizó. (Con información de RPP)

TAMBIÉN: Elecciones 2021: Conozca a los candidatos a vicepresidentes