José Luna Gálvez es investigado por la Fiscalía por el caso “Los gángsters de la política”. (Foto: GEC)
José Luna Gálvez es investigado por la Fiscalía por el caso “Los gángsters de la política”. (Foto: GEC)

El exjefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) Adolfo Castillo Meza aseguró que el líder de Podemos Perú, , pagó sobornos a varios miembros del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) para lograr la inscripción de su partido político.

Según ‘Cuarto Poder’, el exfuncionario, hoy investigado en el caso denominado “Los gángsters de la política”, se acogió a la confesión sincera y dio su testimonio a la fiscal de crimen organizado del caso Los Cuellos Blancos del Puerto, Sandra Castro, sobre cómo se dio el proceso.

Según su relato, entre fines del 2016 e inicios del 2017 fue contactado y captado por un conocido suyo llamado Fernando Obregón Mansilla, a quien identifica como ejecutor de la presunta organización liderada por Luna Gálvez.

Refirió que Obregón lo introdujo en la idea de ser jefe de la ONPE porque quien lo dirigía en ese entonces, Mariano Cucho, ya tenía “fecha de caducidad”. El desactivado Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) decidió no ratificarlo en diciembre del 2017.

Desde entonces, y hasta el día en que asegura haber conocido a José Luna, se sucedieron varias reuniones, no sólo con Obregón, sino con otros personajes que también identifica como operadores del excongresista. Entre ellos figura Óscar Nieves Vela, y José Luis Cavassa Roncalla, asesor principal del líder de Podemos.

Todos ellos se encargarían de mejorar su hoja de vida y de darle las preguntas exactas, así como asegurar el voto de los principales consejeros del CNM. Castillo Meza también detalló los entretelones de la reunión con José Luna Gálvez.

“[Cavassa] le dice: ‘señor Luna, le presento a Castillo Meza, este es el hombre’. Se inicia el diálogo entre mi persona y Luna Gálvez me dice: ‘es importante que ocupe esa plaza y tendrá todo mi apoyo con los consejeros amigos’. Cuando Luna Gálvez hablaba todos nosotros nos manteníamos en silencio y atentos a las órdenes, y en ese momento me percato que era el líder del grupo y a la vez el financista, por su poder económico”, señaló.

La segunda reunión con Luna referida ocurrió el mes siguiente, cuando el CNM ya había formalizado lo que, según Castillo Meza, fue mero trámite: su elección como jefe de la ONPE. Según Castillo Meza, allí supo el soborno a los consejeros del CNM.

“José Luna Gálvez compró a los consejeros Guido Águila e Iván Noguera, y Tomás Gálvez se encargó del consejero Fernando Obregón; Cavassa y Óscar Nieves se encargaron del consejero Julio Gutiérrez Pebe; y Fernando Obregón se encargó del consejero Orlando Velásquez. José Luna financió el proceso que culminó en mi designación como jefe de la ONPE comprando los votos de todos estos exconsejeros”, manifestó.

El exjefe de la ONPE ha hablado, además, de apodos o codinomes. Dice que a Luna le decían “Tío Sol”; a Cavassa, “PPK”, por Pepe y por las dos primeras letras de Cavassa; a Castillo, él mismo, “El hombre”; a Fernando Obregón simplemente “Fernando”; a Óscar Nieves, “Beria”, por su parecido con el célebre jefe de la policía política de Stalin; a Guido Águila, “Halcón”; a Iván Noguera, “Loco”, “Grandazo”, “Dr. Rock” o “Nueva Olero”; y a Orlando Velásquez, “Malhechor”.

Castillo también hace una seria denuncia: que octubre y en noviembre pasados, cuando la fiscal Sandra Castro buscaba detenerlo, José Luna Gálvez fue alertado a tiempo y por eso se internó en una clínica.

“Fernando Obregón, mediante whatsapp, me comunica: ‘hay orden de captura, estamos en la lista’. Esta información fue entre los días 20 y 24 de octubre, días antes de la detención. Es por esto que José Luna se interna en la clínica por supuesta descompensación cardíaca”, manifestó.

“La segunda vez que se filtra la información fue la verdadera, por ello se internan en la clínica nuevamente José Luna Gálvez y Laura Silva Seminario”, agregó el exfuncionario de la ONPE.

Al respecto, el abogado Luis Morey, quien es parte del equipo de defensa del propietario de Telesup y de Podemos Perú, calificó de “inverosímil” lo afirmado por Castillo Meza.

“El señor Castillo lo que está haciendo es mentir, está auto incriminándose, parece, porque está desesperado, pero lo importante es que ha reconocido que él ha cometido una serie de ilícitos penales, que ha falsificado documentos, que ha hecho lobby para llegar a esa posición”, acotó.

Según el letrado, Luna Gálvez no ayudó a Castillo Meza y no le pidió ningún favor a cambio. Reiteró que Podemos Perú no recibió ningún tipo de ayuda de la ONPE en su proceso de inscripción, sino solo “trabas” y fue muy complicada lograr su inscripción.