Para los expertos, la gestión de Pedro Castillo al frente del Ejecutivo no estaría a la altura de las circunstancias.
Para los expertos, la gestión de Pedro Castillo al frente del Ejecutivo no estaría a la altura de las circunstancias.

El presidente no da entrevistas a la prensa y esto representa un serio problema de comunicación de su Gobierno. A esto se suma las contradicciones entre los integrantes del Ejecutivo, lo que aumenta, sin duda, el clima de inestabilidad que vive el Perú.

Mientras el jefe de Estado dice una cosa, sus ministros salen con otra. Un claro ejemplo de ello fue cuando el mandatario Castillo aseguró que su régimen respetará las inversiones y después la primera ministra Mirtha Vásquez anunciaba, unilateralmente, el cierre de cuatro mineras en Ayacucho. Esto originó un gran alboroto, lo que obligó a la jefa del Gabinete Ministerial a dar marcha atrás.

LEE: Pico Tv: Pedro Castillo en su laberinto

Al respecto, el especialista en manejo de crisis y comunicación, César Cárdenas, señaló lo siguiente: “Este tipo de errores no son exclusivos del actual Gobierno. Pero en este contexto, la falta de experiencia en comunicación política y las diferencias en la interna de Perú Libre estarían pasando factura”.

Agregó: “Estamos hablando de un presidente con pocas posibilidades de acción y, por ende, con pocas herramientas para hacer de la comunicación una aliada suya. Se tienen que ajustar las tuercas de la comunicación interna del gabinete para que sus voceros tengan una sola versión de la toma de decisiones y evitar el desdecirse entre ellos”.

AUMENTA LA INCERTIDUMBRE

Cabe indicar que una de las principales consecuencias de las contradicciones en el Ejecutivo, es que aumenta la incertidumbre, la que afecta en muchos niveles: desde empresarios hasta al ciudadano de a pie.

Quien también opinó sobre el particular fue la analista política, Macarena Costa: “La falta de capacidad para comunicar fomenta desconfianza en el Gobierno, aún más desconfianza de la que ya había desde un inicio, porque nos da un diagnóstico sombrío respecto de las estructuras organizacionales del Ejecutivo. Es decir, no estamos ante pequeños desaciertos comunicacionales, sino que estamos ante un régimen que no comunica bien porque realmente no tiene un camino claro, o al menos esta es la impresión que estos desaciertos nos dan”.

A continuación, algunos de los desaciertos de comunicación más evidentes del Gobierno:

*Cuando el presidente Castillo anunció el retorno a clases en marzo de 2022 y el ministro de Educación, Carlos Gallardo, también las anunció, pero para julio de ese año.

*Cuando el presidente Castillo pidió al Congreso ‘estatizar o nacionalizar’ el gas de Camisea y ministro de Economía, Pedro Francke, salió a aclarar que el Gobierno no tiene contemplado ‘de ninguna manera estatizar la actividad privada’.

*Cuando el ministro Francke dijo que ‘no es el momento de pensar en un aumento del salario mínimo’, pero meses después el presidente Castillo anunció lo contrario.

*Cuando el presidente Castillo transmitió tranquilidad a los empresarios en CADE, y un día después la premier Vásquez anunció el cierre de cuatro minas en Ayacucho.

*Cuando el ministro de Energía y Minas, Eduardo González Toro, dijo que solo declara a ‘los medios que no le hagan problemas’ y luego se reafirmó en su respeto a la libertad de prensa. (Con información de RPP)

TAMBIÉN: Congreso: Más legisladores se suman a moción de vacancia presidencial